Los vecinos del Barrio Sarmiento de José C. Paz atraparon a un ladrón que había robado un kiosco junto a un cómplice en el barrio. Luego de atraparlo, lo desnudaron y lo ataron con cinta de embalar en un poste de luz para retenerlo, mientras esperaban a la policía.

Mientras sonaba la alarma vecinal, que había accionado la kiosquera cuando los malvivientes ingresaron a su local para robarle, los vecinos ataban, desnudaban y grababan al ladrón, que vive en el mismo barrio que ellos. En el video, al hombre se lo ve con los pies en el pasto desnudo, sólo le quedó su calzoncillo rojo, y con la cara ensangrentada, producto de los golpes que le propiciaron los vecinos.

Horas más tarde, el ladrón fue liberado. “Son menores y viven a unas cuadras de aquí”, dijeron los vecinos, indignados por la decisión judicial de liberarlos, y concluyeron con una frase que se repite en casi todas las localidades del conurbano bonaerense, donde reina la inseguridad, y que ya es moneda corriente: “Esto es tierra de nadie”.

Los linchamientos crecen

Un caso similar al de José C. Paz ocurrió en Quilmes cuando intentaron robarle a una embarazada en la zona oeste de la ciudad. Un grupo de siete hombres detuvo al ladrón y lo tiró al piso y mientras esperaban a la policía le pegaban. El hecho ocurrió en la intersección de las calles Gral. Mosconi y Pampa.

En Quilmes detuvieron y lo lincharon tras querer robarle a una embarazada.

Este hecho comenzó cuando los ladrones interceptaron a la mujer, a la que amenazaron con un cuchillo tramontina. La víctima del asalto comenzó a pedir auxilio y los vecinos respondieron, hartos de los robos y los asaltos que se viven casi a diario en la ciudad del sur del Gran Buenos Aires.

El grupo de hombres decidieron que el delincuente no puedan escaparse y lo agarraron. Mientras lo ataban con sogas para sujetarlo contra el piso, otros lo golpeaban y hasta terminaron desnudándolo de la cintura para abajo para asegurarse de que si en algún momento decidían huir lo harían sin sus pantalones.

Antecedente en Tucumán

En “el jardín de la República” replicaron lo ocurrido en el conurbano bonaerense. Es que también quedó registrado un linchamiento que ocurrió a fines de 2020. Una presunta ladrona había sido alcanzada en una galería de San Miguel de Tucumán por un grupo de mujeres que la acusaban de haberles robado e hicieron justicia por mano propia.

Linchamiento en Tucumán.

La agarraron, la tiraron al piso y la desnudaron. Es que a falta de presencia de seguridad, los ciudadanos eligen resolver el intento o los robos a su manera, lo que es muy peligroso, tanto para quien delinque como para quienes buscan hacer justicia.