El ministro de Economía, Martín Guzmán, afirmó este viernes que espera que el dato de inflación de junio “sea parecido a mayo” (cuando fue del 3,3%) y “que sobre julio se siga en el sendero de reducción”, aseguró que el déficit fiscal seguirá en baja aún mientras se expande el gasto fiscal y señaló que ya reajustó su previsión de crecimiento para este año al 7%.

//Mirá también: Un ex FMI desmintió a Martín Guzmán: “Esperaba escuchar al ministro y me encontré con un militante”

“Lo que queremos es construir una economía tranquila. Hay quienes interpretan el término como una economía estable; una economía es mucho más que eso. Es una economía capaz de establecerse en un sendero de desarrollo económico que satisface un conjunto de condiciones”, dijo.

Y señaló que esas condiciones consisten primero en que la economía es “capaz de generar trabajo a través de toda nuestra estructura sociodemográfica”. Segundo, que es capaz de agregar valor. “Es una estructura productiva capaz de elevar los niveles de productividad de la economía. No alcanza con redistribuir, también es necesario crecer”, dijo.

En tercer lugar, indicó que se debe buscar una estabilidad macroeconómica propicia para el desarrollo de las oportunidades. El cuarto punto señalado consiste en que ese desarrollo económico sea federal y que se reparta en todo el territorio nacional. Y el quinto es la soberanía: ser dueños de nuestro destino.

Martín Guzmán disertó en el Instituto Balseiro. (Foto: Ministerio de Economía)Ministerio de Economía

El funcionario hizo una disertación en el Instituto Balseiro de Bariloche, en el marco de una visita a la provincia de Rio Negro. Tras el rebrote inflacionario del primer cuatrimestre, Guzman dijo allí que Argentina necesita una moneda más fuerte, pero advirtió: “Va a llevar años, pero es una tarea que como sociedad debemos emprender”.

En ese sentido, dijo que para tener un Estado más capaz hace falta garantizar la sostenibilidad fiscal. “Estamos reduciendo el déficit fiscal al mismo tiempo que la política de gasto en términos reales es expansiva”, dijo el funcionario. “¿Cómo ocurre? La recaudación fiscal crece más que el gasto público. Eso se da porque hay una recuperación de la recaudación con una economía creciendo. Hemos tomado un conjunto de medidas tributarias para tener una estructura tributaria alineada a los objetivos del desarrollo; más progresiva y que refuerza la sostenibilidad fiscal”, afirmó.

También afirmó que el salario real se tiene que recuperar porque es “justo” y porque es una condición necesaria para sostener la recuperación económica. “Se está dando una recuperación de la actividad. La construcción y la industria son dos sectores que están empujando fuerte. Se está creando empleo en la Argentina”, afirmó.

En ese sentido, comentó que su cartera ha actualizado las proyecciones económicas con respecto a lo que establecía la Ley de Presupuesto, por lo que ahora el Gobierno espera un crecimiento del 7% “aun siendo prudentes”. La proyección inicial, incluida en la ley sancionada por el Congreso, era de 5,5%.

//Mirá también: Argentina hará un pago parcial de u$s430 millones al Club de París para evitar el default

Por otro lado, dijo que ve que la tendencia de inflación es decreciente. “Esperamos que junio sea parecido a mayo y que sobre julio se siga en el sendero de reducción”, comentó. “Es prioridad poder ir abordando el tema de la inflación e ir bajándola de forma consistente, generando un ambiente más adecuado y propicio para el funcionamiento del sistema económico”, añadió.

Aseguró que el Gobierno tiene “un plan” sobre la base de un proyecto político que es el del Frente de Todos, en el que están Alberto Fernández, Cristina Fernández de Kirchner, Sergio Massa, Máximo Kirchner, Axel Kicillof, y un gabinete que trabaja para implementar el proyecto económico. “Ese es el plan”, sostuvo.

El funcionario lamentó que muchas veces se dice “no hay plan”. Y sobre eso, expresó: “¿A qué se le ha llamado plan en la Argentina? Plan de Convertibilidad, Plan Austral, Plan Primavera. Esos no son planes económicos sino de estabilización cambiaria”.

Y agregó: “Tranquilizar la economía es una de las principales misiones que enfrentamos en nuestro período de gobierno sobre la cual ya hemos estado trabajando en el año y medio de gestión, dando pasos en un contexto mundial complejo por la pandemia”.

Según dijo, en la Argentina hubo “un desmanejo económico brutal” en un período de tiempo muy corto que dañó mucho al país. Así se refirió al gobierno de Juntos por el Cambio, que tuvo como líder al ex presidente Mauricio Macri. “Lo que estamos haciendo es dar distintos pasos para resolver eso de manera estructural”, afirmó el ministro.

También se refirió a las exportaciones. “Necesitamos economía que crezca de forma sostenida. Cuando sucede, las importaciones crecen y dependencia de insumos intermedios. Si no crecen las exportaciones escasean los dólares, y cuando sucede hay efectos sobre la producción, efecto directo sobre el tipo de cambio, los precios suben, y eso disminuye el poder adquisitivo de los ingresos, se contrae la demanda y baja el nivel de actividad. Para evitar esos ciclos, necesitamos una dinámica virtuosa del crecimiento de las exportaciones”, dijo.

Por la corresponsalía de Buenos Aires.