El economista albertista Guillermo Nielsen dejará la presidencia de YPF en las próximas horas y será reemplazado por un cristinista santacruceño, el diputado nacional por Santa Cruz y ex vicegobernador de esa provincia (2015-2019), Pablo González.

Diversas fuentes del Gobierno y el oficialismo confirmaron a Vía País el cambio en la cúpula de la mayor petrolera del país, controlada por el Estado y controlante del 51,4% del mercado de combustibles líquidos.

Nielsen venía siendo sostenido por el presidente Alberto Fernández desde hace varios meses, dado que el núcleo duro del kirchnerismo representado por La Cámpora venía pidiendo más espacio en YPF, como también lo viene haciendo en toda el área energética del gobierno.

Alberto Fernández y Guillermo Nielsen (Foto: Presidencia)

Finalmente, el economista que militó en las filas del Frente Renovador de Sergio Massa decidió que presentará la renuncia y se alejará la petrolera que atraviesa una de las peores crisis de su historia, con una capitalización bursátil de apenas 1.647 millones de dólares.

Las fuentes consultadas por este medio indicaron que se inició un “proceso de transición”. Las mismas fuentes aseguraron que al menos por ahora continuará en su cargo el CEO de la empresa, el mendocino Sergio Affronti, un ejecutivo con 27 años de trayectoria nacional e internacional en la industria petrolera.

La salida de Nielsen se da en medio de una reestructuración de deuda por 6.200 millones de dólares que la empresa YPF comenzó el 11 de enero pasado y para el cual el 14 tuvo que generar una modificación a la oferta de canje debido a que no había generado el interés inicial esperado en los acreedores.

Con el cambio, el espacio político que tiene como conductora a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner en el corazón del Frente de Todos sumó un lugar clave para la fijación de precios. De hecho Darío Martínez, el secretario de Energía de la Nación, responde al peronismo kirchnerista de Neuquén.

Nielsen llego a la presidencia de YPF por ser un hombre de confianza y consulta de Alberto Fernández. Algunas versiones por ahora no confirmadas oficialmente indicaban anoche que tras la renuncia a la petrolera, Nielsen podría ser destinado a alguna embajada. El economista conoce la carrera diplomática: fue embajador en Alemania durante el primer gobierno de Cristina Fernández.

Un Kirchner por adopción

El lugar de Nielsen en la petrolera más importante del país, que controla el 45% del mercado de los combustibles líquidos, asumirá el diputado nacional santacruceño Pablo González, de profesión abogado y de estrecha relación laboral y militante con el matrimonio Kirchner.

González empezó a trabajar con el kirchnerismo en 1993, cuando el entonces gobernador de Santa Cruz, Néstor Kirchner, lo convocó como asesor legal para la empresa Servicios Públicos Sociedad del Estado, que distribuye la luz y el agua potable en la provincia desde 1980.

El diputado nacional por Santa Cruz y ex vicegobernador de esa provincia (2015-2019), Pablo González, junto a la gobernadora Alicia Kirchner.

Un año después, en 1994, González fue nombrado como director de Distrigas Sociedad Anónima, que distribuye gas en media provincia. Y en 1996 volvió a Servicios Públicos SE como Gerente de Asuntos Legales convocado por el entonces ministro de Economía y Obras Públicas (1991-1999) Julio De Vido.

Entre 1999 y 2003, en el tercer mandato de Kirchner en Santa Cruz, González asumió como subsecretario de Recursos Tributarios. Después de que el gobernador patagónico fuera electo presidente, González pasó a ser Fiscal de Estado, en la gestión de Sergio Acevedo.

Desde 2007 en adelante ocupó cargos legislativos. Primero fue diputado Provincial y vicepresidente primero de la Cámara. Así, se desempeñó como integrante del Consejo de la Magistratura provincial.

Entre 2008 y 2011 fue jefe de Gabinete de ministros de Daniel Peralta. Y a partir de allí, volvió a tener cargos legislativos. Entre 2011- 2015 fue senador nacional por Santa Cruz. Y entre 2014 y 2015 fue consejero de la Magistratura de la Nación.

Entre 2015 y 2019 se desempeñó como vicegobernador de Santa Cruz, en el primer mandato de Alicia Kirchner. Y luego compitió en la carrera electoral para volver al Congreso, siendo electo diputado nacional por el Frente de Todos.

González es un militante activo, que siempre estuvo al lado de los Kirchner. Entre 2003 y 2015 fue apoderado del Frente para la Victoria en su provincia y en paralelo entre 2008 y 2012 también fue apoderado del Partido Justicialista de Santa Cruz.

Por la corresponsalía de Buenos Aires.