El presidente Alberto Fernández puso fin este viernes a una gira por Portugal, España, Francia e Italia de la que trajo avances con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para renegociar la deuda y algunas promesas de destrabar problemas comerciales, pero no hubo acuerdos concretos por inversiones en la economía real ni vacunas contra el Covid-19 y ningún otro anuncio rimbombante.

//Mirá también: Alberto Fernández anticipó que hablará con Angela Merkel para conseguir el apoyo de Alemania ante el Club de París

El presidente Alberto Fernández brindó declaraciones a la prensa tras reunirse con Kristalina Georgieva, directora del FMI.Clarín

En el Gobierno celebran porque el objetivo principal está cerca de cumplirse: que el Club de París –integrado por 22 países- no declare a la Argentina en default a fin de mes por la falta de pago de 2.400 millones de dólares y espere a que el país acuerde con el FMI para después establecer también una refinanciación.

El ministro de Economía, Martín Guzmán, se había reunido el 16 de abril con el Director General del Tesoro de Francia y presidente del Club de París, Emmanuel Moulin, y ahora volvió a tener contacto. Espera que esas gestiones y la reunión de Fernández con su par francés, Emmanuel Macron, arrojen el resultado esperado en los próximos días.

Guzmán le había reconocido a Moulin que las reservas netas internacionales del Banco Central están “por debajo de lo que cualquier evaluación de riesgo recomienda”. Y por ello, pagar ahora un vencimiento tan grande podría desestabilizar a la Argentina. El Club de París está dispuesto a refinanciar a la Argentina, pero antes quiere garantías, por lo que considera al acuerdo con el FMI como un paso excluyente.

La Argentina también le pidió al Club de París que le suspenda la tasa de penalidad o intereses punitorios  establecidos en 2014 ante eventuales atrasos en los pagos. Y pretende renegociar las condiciones del acuerdo que había rubricado el ahora gobernador bonaerense Axel Kicillof, porque la tasa anual que se está pagando supera el 9% en dólares. La respuesta dependerá principalmente de lo que decidan Alemania y Japón, que tienen el 37% y 22%, respectivamente, de la deuda argentina.

Avances con el Fondo

Fernández se reunió en Roma con la directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Kristalina Georgieva, con quien avanzó en las conversaciones por la reestructuración de la deuda argentina, a través de un plan de facilidades extendidas con un plazo de pago de diez años.

“La vocación es encontrar un acuerdo lo más rápido posible, pero no podemos pensar en un acuerdo que exija mayores esfuerzos al pueblo argentino”, afirmó Fernández al término del encuentro. El Gobierno quiere que se destrabe la eliminación de las sobretasas, tal como pidió al Fondo, para firmar el acuerdo antes de las elecciones.

//Mirá también: El Club de París podría “perdonar” el próximo vencimiento de la deuda argentina a cambio de algunas condiciones

Georgieva, por su parte, destacó la discusión que tuvo con Fernández sobre “los esfuerzos” que está realizando el Gobierno para abordar “los profundos desafíos sociales y económicos” que enfrenta el país, que se han visto agravados por la pandemia.

En ese contexto, dijo que “tomó nota” de la solicitud de Fernández de reformar la política de sobrecargos del FMI, por lo que consultará con los miembros. Argentina es el país que más sobretasa debe pagarle al organismo en los próximos años porque es el país que mayor deuda tomó.

El presidente Alberto Fernández mantuvo en Roma una reunión de trabajo con la directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Kristalina Georgieva. (Foto: Presidencia)Presidencia | La Voz

Tras salir de un salón de reuniones del hotel Sofitel de Roma, Fernández dijo que “fue una reunión constructiva” en la que insistió en sus planteos de una reducción de las sobretasas, extender los plazos y entender que el mundo está viviendo un momento singular y que por lo tanto hay que atender a esa singularidad”.

Entre la Argentina y el FMI ya hay un preacuerdo, que fue obtenido por el ministro de Economía, Martín Guzmán, en su viaje a Washington en marzo. Los equipos técnicos avanzaron luego y el 19 de abril el organismo avisó que estaba en condiciones de firmar. Pero el Gobierno quiere hacerlo tras la eliminación de sobretasas y reza para que esto suceda antes de las elecciones.

También Fernández se reunió con el Enviado Especial para el Clima de los Estados Unidos, John Kerry. Convinieron organizar una reunión entre el país norteamericano y América del Sur para hablar del cambio climático. El diálogo no cruzó esos límites.

En paralelo Guzmán se vio con el Director Gerente de operaciones del Banco Mundial, Axel van Trotsenburg; con el secretario de Hacienda y Crédito Público de México, Arturo Herrera; y con la Secretaria General Iberoamericana, Rebeca Grynspan.

Durante su gira, Fernández fue recibido por su par de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa; el primer ministro de ese país, António Costa; el Rey Felipe VI de España; el presidente español, Pedro Sánchez; el mandatario francés, Emmanuel Macron; el Papa Francisco; el presidente del Consejo de Ministros de Italia, Mario Draghi, y el presidente italiano, Sergio Mattarella.

Por la corresponsalía de Buenos Aires.