El Club de París, un grupo de acreedores con los cuales Argentina sostiene una deuda de 2.400 millones de dólares, está dispuesto a retrasar los plazos de pago, a cambio de que el país cumpla con ciertas condiciones, dijeron fuentes a Bloomberg.

//Mirá también: Habrá un “puente de tiempo” con el Club de París

Con esta acción, el Club de París evitaría que Argentina tuviera que cometer un incumplimiento que la perjudicara, si no llega al plazo del 31 de mayo. Los acreedores confían en que el país pueda renegociar el crédito de 45.000 millones de dólares con el Fondo Monetario Internacional, dijeron.

Sin embargo, el acuerdo con el FMI podría demorarse hasta después de las elecciones, es decir, a fin de año.

Sobre las condiciones que el Club de París le puso al Gobierno de Alberto Fernández, las fuentes evitaron precisarlas. Y la propia secretaría del Club declinó hacer comentarios, apelando a su política de no discutir públicamente las negociaciones en curso. Además, consigna Bloomberg, la oficina de prensa del Ministerio de Economía de Argentina no respondió a la consulta.

//Mirá también: Alberto Fernández anticipó que hablará con Angela Merkel para conseguir el apoyo de Alemania ante el Club de París

Justamente este viernes el presidente se reunió con la titular del FMI, Kristalina Georgieva, para acordar una renegociación de la deuda argentina, algo que negocia en paralelo al retraso del pago al Club de París.

“El llamado es a llegar a un acuerdo lo antes posible, pensamos que no podemos pensar en un acuerdo que exija mayores esfuerzos a los argentinos”, dijo Fernández tras la reunión.

El Presidente mantuvo un encuentro con la titular del FMI. Desde el Gobierno aseguran que marcará "una bisagra" en la negociación por la deuda (Télam).Télam

El rendimiento de los bonos argentinos denominados en dólares que vencen en 2038 apenas varió el viernes, situándose en el 14,3%. El peso perdió casi un 11% este año, y es la segunda mayor depreciación entre las monedas de los mercados emergentes, indica el artículo.

El vencimiento de la deuda con el Club de París se da en un momento crítico para el país, que atraviesa una crisis económica y sanitaria, en su tercer año de recesión, con la inflación cerca del 50% y el desempleo por encima del 10%.

Paria internacional

Una de las fuentes consultadas por la agencia internacional de noticias indicó que la excención temporal de la deuda del Club de París sería para aliviar a la Argentina, pero atada a condiciones a fin de que no se vuelva un hábito. El país ha dejado de pagar la deuda externa nueve veces en su historia.

//Mirá también: Alberto Fernández se reunió en París con empresarios que invierten en Argentina

“Nadie quiere que Argentina vuelva a ser un paria internacional”, dijo Rodrigo Olivares-Caminal, profesor de derecho bancario y financiero en la Universidad Queen Mary de Londres.

Y agregó: “Un impago sería negativo para Argentina y sus acreedores. Pero me preocupa el problema endémico de la balanza de pagos de Argentina”.

En mayo de 2014, Argentina llegó a un acuerdo con el Club de París para pagar una deuda de 9.700 millones de dólares después de 13 años de default. Se suponía que la deuda se pagaría en un período de cinco años, pero los últimos problemas financieros del país retrasaron los pagos finales que vencen este mes. Entre los acreedores se encuentran el Reino Unido, Italia, España y Canadá.

El “principio de condicionalidad” del Club dice que solo negociarán reestructuraciones de deudas con países que tengan “un historial demostrado de aplicación de reformas en el marco de un programa del FMI”. Argentina dejó de seguir las directrices de un programa con el FMI tras un cambio de administración a finales de 2019, y las conversaciones para un nuevo plan se han estancado.