Los Juegos Olímpicos Tokio 2020 y la tradición del olimpismo rompe contra las estructuras políticas y la violencia del racismo. Expulsaron a un entrenador alemán de la competencia por agredir a dos ciclistas a modo de arenga.

//Mirá también: Juegos Olímpicos: arregló su kayak con un preservativo y ganó la medalla de bronce

Patrick Moster era el jefe del equipo alemán de ciclismo. En la prueba contrarreloj individual, su atleta Nikias Arndt, iba por detrás de otros ciclistas y el entrenador dijo: “¡Atrapa a los conductores de camellos!”.

Azzedine Lagab, de Argelia y Amanuel Ghebreigzabhier, de Eritrea, se adelantaron a Arndt y allí estalló el lamentable dicho racista de Moster.

El Comité Olímpico Internacional y la Federación Internacional de Ciclismo se preocuparon rápidamente por el hecho del entrenador. La Confederación Deportiva Olímpica Alemana tardó un día en lanzar su comunicado.

“El equipo directivo de la Confederación Deportiva Olímpica Alemana de los Juegos Olímpicos de Tokio ha decidido que Patrick Moster no puede continuar su trabajo como líder del equipo nacional de Ciclismo y regresará a Alemania”, publicó la CDOA.

//Mirá también: Juegos Olímpicos: dos ciclistas del BMX terminaron hospitalizados tras escalofriantes caídas

Lo siento mucho, sólo puedo disculparme sinceramente. No quería desacreditar a nadie”, dijo Moster.

“Seguimos convencidos que su disculpa publica de ayer tras sus comentarios racistas fue genuina, pero Moster fue en contra de los valores olímpicos: el juego limpio, el respeto y la tolerancia no son negociables en nuestro equipo”, sumó Alfons Hoermann, presidente de la Federación Alemana de Ciclismo.

Qué dijeron los ciclistas sobre el comentario racista de Patrick Moster

El alemán Nikias Arndt dijo: “Estaba abatido por los incidentes en la carrera a contrarreloj y me gustaría distanciarme de las declaraciones del director deportivo, esas palabras no son aceptables. Los Juegos Olímpicos y el ciclismo son sinónimo de tolerancia, respeto y equidad. Represento al 100% estos valores y me quitó el sombrero ante todos los grandes atletas que han venido a Tokio de todo el mundo”.

Azzedine Lagab, uno de los agredidos, primero bromeó en sus redes sociales y luego comunicó un mensaje más profundo.

“Bueno, como no hay carrera de camellos en los Juegos Olímpicos opté por el ciclismo. Al menos estuve en Tokio 2020″, escribió primero.

“Siempre quise promocionarme como atleta en las redes sociales, ¡pero nunca pensé que sería así! Fui víctima de comentarios racistas más agresivos antes, pero siempre he preferido lidiar con ellos en el momento, lejos de las redes sociales. Es una pena que pase en los Juegos Olímpicos”, cerró Lagab.