Los fanáticos del fútbol volvieron este fin de semana a los estadios y hubo polémica. El sábado, Vélez recibió a Independiente y en las tribunas del José Amalfitani se habría excedido la capacidad máxima de hinchas permitida por el Gobierno. Sin embargo, el presidente del “Fortín”, Sergio Rapisarda, aseguró este martes que el club “no se pasó del aforo” autorizado.

//Mirá también: El Gobierno y la AFA acordaron respetar el aforo del 50% en los estadios de fútbol

“No nos pasamos del aforo permitido”, dijo Rapisarda a TyC Sports. Además, reveló que durante la reunión mantenida el lunes con autoridades del Ministerio de Salud y de Deportes “se hizo foco en ajustar detalles de la capacidad permitida”.

“Quedó claro que no habrá sanciones y seguiremos trabajando desde los clubes para mejorar las medidas de seguridad, en la idea de que el aforo se irá ampliando paulatinamente en la medida en que se mantenga la actual situación de la baja de contagios”, explicó el mandamás de Vélez, que también es secretario de la Liga Profesional de Futbol (LPF).

Allanamiento en estadios e imputación

El estadio de Vélez fue allanado el lunes por orden judicial. Lo mismo ocurrió en el “Monumental” de River, que el domingo contó con más hinchas de lo permitido durante el Superclásico con Boca.

//Mirá también: Superclásico: según River, ingresaron 787 personas de más al Monumental

En River-Boca ingresaron 20 mil personas más de las permitidas al Monumental.

Las autoridades de ambos clubes (Rapisarda en Vélez y Rodolfo D’Onofrio en River) quedaron imputadas por la violación del artículo 205 del Código Penal, que establece penas por violar las medidas adoptadas por las autoridades para impedir la introducción o propagación de una epidemia; y por excederse en la cantidad de espectadores permitida en el regreso de la vuelta del público a las canchas.