El presidente de Francia, Emmanuel Macron, fue agredido al recibir el impacto de un huevo por parte de una persona que gritó “viva la revolución”, durante la visita del mandatario a la feria gastronómica de Lyon.

//Mirá también: El presidente Emmanuel Macron fue agredido durante un acto público en Francia

El hecho ocurrió cuando Macron saludaba a un grupo de personas que estaban reunidas en el lugar, durante el Salón Internacional de Restauración y el Turismo de Lyon.

En el video se alcanza a ver cómo el huevo impacta en el hombro del presidente de Francia y que no llega a dar en su cara. En seguida, la reacción de los guardaespaldas del mandatario es inmediata y lo protegen de posibles nuevas agresiones.

“Si tiene algo que decirme, que venga”

Esas fueron las palabras de Macron tras recibir el impacto del huevo, que no llegó a romperse y dio en su hombro.

Tras decir esto, aseguró que luego iría a ver a su agresor, el cual quedó detenido por las fuerzas de seguridad, aunque por el momento no fue identificado.

Antecedente de agresión a Macron

A siete meses para nuevas elecciones presidenciales en Francia, Macron intensifica el contacto con la gente para engrosar su campaña política.

Con motivo de las elecciones presidenciales en Francia de aquí a siete meses, Macron intensifica su participación en actos públicos.

Aunque no siempre este contacto tiene un desenlace feliz para el actual mandatario del país galo. El pasado 8 de junio ya también había sido agredido por el público.

En aquella oportunidad y en su visita a la localidad de Tain-L’Hermitage, Emmanuel Macron fue abofeteado por parte de una persona.

El presidente se había acercado a la multitud y permanecía conversando con un hombre de remera verde y anteojos. Fue en ese instante que lo tomó del antebrazo y le dio un cachetazo.

Al tiempo que hizo esto, el hombre pareció decir las palabras A Bas La Macronie (Abajo Macron). Inmediatamente quedó detenido y fue condenado a 4 meses de prisión.

En esta ocasión, cuando recibió el “huevazo”, a Macron le habían agradecido los restauradores del país las ayudas por parte del gobierno durante los peores meses de la pandemia de coronavirus.

Incluso el mandatario había anunciado que las propinas que se paguen con tarjeta de crédito estarán exentas de impuestos, como una medida para reivindicar a los trabajadores del sector.