Según publicó hoy la prensa estadounidense, Mike Pence, el actual vicepresidente de Estados Unidos, llamó por teléfono a quien será su sucesora, Kamala Harris, para ofrecerle asistencia y asesoramiento en la transición política.

Al parecer Pence sí está dispuesto a realizar una transición democrática a pesar de la negativa del primer mandatario Donald Trump de aceptar su derrota electoral y a asistir al cambio de mando el próximo 20 de enero.

Según informó el diario The New York Times, Pence felicitó a Harris, quien se convertirá en la primera vicepresidenta de la historia de Estados Unidos, y le ofreció asistencia en un diálogo descripto como “cortés y placentero”.

De acuerdo al Times, ésta fue la primera vez que hablaron desde que participaron en el debate de los candidatos a vicepresidente durante la campaña electoral.

Kamala Harris será la primera vicepresidenta en la historia de Estados Unidos. Foto: APAP

Se sabe que Trump no ha buscado contactar a Joe Biden, el candidato demócrata que lo venció en las urnas. Además se refirió al triunfo de su rival en forma oblicua al prometer una transición sin problemas, luego de que sus seguidores irrumpieran en el Capitolio, el 6 de enero. Este hecho provocó un segundo juicio político en su contra, al cual Trump calificó como “absolutamente ridículo” y una nueva “caza de brujas”.

A diferencia de Trump, que viajará a Florida horas antes de la asunción de Biden, Pence ya anunció que asistirá a la ceremonia de traspaso de mando, a realizarse en el Capitolio situado en Washington el próximo 20 de enero.

Según trascendidos, las relaciones entre Trump y Pence se han deteriorado tras los violentos incidentes en el Capitolio. De hecho, los seguidores de Trump, enardecidos e incitados por el primer mandatario un poco antes, atacaron el Congreso cuando Pence presidía una sesión para certificar el triunfo de Biden.

Mike Pence y Donald Trump\u002E (EFE)

Trump había pedido a Pence que bloqueara la sesión, a lo que el vicepresidente se negó ya que no cuenta con la autoridad constitucional. Ese día algunos de los manifestantes gritaban: “Cuelguen a Mike Pence”.

Con información de Télam.