Unos 29 mil trabajadores estatales contratados irán pasando a planta permanente del Estado nacional entre 2021 y 2023 a través de un programa de regularización acordado por el Gobierno con los gremios del sector.

Santiago Cafiero, jefe de Gabinete, anunció la puesta en marcha de un plan para la regularización integral del empleo público, que permitirá concursar los cargos ocupados de manera transitoria desde hace cinco años o más.

Los trabajadores que podrán concursar son profesionales con contratos a término, la mayoría con plazos de un año de vigencia. Estos vienen sujetos a decisiones políticas de cada administración cada fin de año.

El 65% de los cargos que se irán regularizando están ubicados geográficamente en la Ciudad de Buenos Aires y los demás en dependencias nacionales del resto del país con una media de antigüedad en el cargo de doce años, se informó.

Esta medida tendrá un impacto inicial en el gasto público para atender la masa salarial, dado que los sueldos ya se venían pagando. Sí lo irá teniendo a medida que pase el tiempo y los trabajadores accedan, por ejemplo, a antigüedad y otros beneficios del convenio colectivo.

Según datos de la Base Integrada de Empleo Público (BIEP) actualizados hasta el 8 de octubre de 2020, la Administración Pública Nacional tiene unos 134.243 trabajadores, entre los que están estos contratados que ahora se irán regularizando.

El empleo público

En Argentina hay 3.218.912 empleados públicos entre los Estados nacional, provinciales y municipales. Aquí se contemplan funcionarios, docentes, médicos, agentes de las fuerzas de seguridad, entre otros.

Del total de trabajadores del sector público que hay en la Argentina, el 21,2% cobran un salario el Estado nacional; el 65,8% trabaja para los estados provinciales y de la Ciudad de Buenos Aires; y 13% se distribuye entre los 1.298 municipios del país.

Los últimos datos disponibles en el Sistema Previsional Argentino (SIPA) indican que mientras hasta septiembre se perdieron 266.138 empleos privados asalariados, el sector público sumó 10.338 trabajadores.

Según un trabajo de investigación de la Fundación Norte y Sur, cuyo presidente es el economista Orlando Ferreres, el empleo público viene creciendo (con alguna intermitencia) desde 1985, cuando había 1.918.267 empleados en los tres niveles.

Sólo entre 2012 y 2020 el registro de empleo público sumó 670.479 trabajadores. Según Ferreres, esto fue protagonizado por provincias y municipios y en menor medida por el Estado nacional (principalmente desde el año 2001).

Un dato llamativo es que el Estado nacional tiene hoy casi 77.000 empleados menos que en 1985, de acuerdo a la Fundación que también integran otros economistas como Francisco Gismoldi y Daniel Montamat, entre otros.

Otros datos

Datos del ministerio de Trabajo actualizados hasta septiembre (últimos disponibles) indican que mientras que las empresas privadas aumentaron los salarios un 22,3% promedio desde enero, el sector público lo hizo en un 18%.

Los empleados públicos nacionales pueden separarse en al menos 17 calificaciones, según el sistema de acceso al puesto: concurso; designación en cargo de planta permanente; régimen de estabilidad no concursado (planta permanente).

También designación en cargo de planta temporaria; contrato por tiempo determinado o indeterminado; contrato de plazo eventual; contrato a tiempo parcial; de carrera (fuerzas armadas y de seguridad); locación de servicios; locación de servicios con financiamiento internacional; locación de obra; asistencias técnicas; beca; pasantía; hora cátedra; y otros.

El acuerdo

Cafiero se reunió en el Salón de la Mujeres de la Casa Rosada con la secretaria de Gestión y Empleo Público, Ana Castellani; y el subsecretario de Empleo, Mariano Boiero.

Hasta allí llegaron los secretarios generales de La Unión Personal Civil de la Nación (UPCN), Andrés Rodriguez, y de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE), Hugo Godoy.

En la reunión se presentó la plataforma Concursar 2.0 que permitirá realizar los concursos y promociones en forma íntegramente digital en toda la Administración Pública Nacional.

“El nuevo sistema ejecutará de manera ágil, integral, transparente y remota los procesos de selección de personal y promoción en la Administración Pública Nacional (APN)”, dijo el Gobierno.

Rodolfo Aguiar, secretario adjunto de ATE Nacional dijo que el acuerdo contempla la regularización de unos 29 mil trabajadores estatales y consideró como “un logro histórico” para los beneficiados y los gremios.

A su turno, Cafiero dijo que el objetivo del gobierno es avanzar en las políticas de regularización, de concurso, de carrera administrativa, porque esto también forma parte del cambio de prioridades que se propuso la gestión de Alberto Fernández.

“Argentina necesita un sector privado pero también necesita un Estado presente y activo”, dijo Cafiero en un comunicado de prensa y enfatizó: “Este año quedó demostrado que necesitamos más Estado, en todo nuestro país, donde más se lo necesita.”

Castellani explicó que el gobierno estará con esta iniciativa cumpliendo con lo contemplado en el Convenio Colectivo de Trabajo, que especificaba el compromiso de comenzar a regularizar la situación laboral en el Estado nacional.

“Tenemos miles de empleados y empleadas en el sector público designados de manera transitoria hace años, décadas, y la idea es ir a una etapa de regularización de esos cargos para que puedan concursar por esos puestos y ocuparlos como marca la ley”, dijo Castellani.

Rodríguez consideró que esta es la forma de profesionalizar al Estado, con capacitación y con estabilidad laboral. Y afirmó: “El gobierno retoma algo que el gremio inauguró en 2012, cuando colocábamos en las consignas una sola clase de trabajadores, los de planta permanente”.

También estuvieron presentes en el encuentro el director nacional de la Oficina de Empleo Público, Hernán César Petrelli; la directora de Procesos de Selección de Personal de la ONEP, Paula Recalde Polari; el secretario general de ATE Capital, Daniel Catalano y el secretario adjunto de UPCN, Felipe Carillo.

Asimismo, la secretaria de Organización y el secretario de Carrera Administrativa y Convenios Colectivos de Trabajo de UPCN, Karina Trivissono y Diego Gutierrez, respectivamente; y, por parte de ATE, el secretario Adjunto, Rodolfo Ariel Aguiar; la secretaria de Organización, María Mercedes Cabezas; la secretaria adjunta de Capital, Agustina Panissa y el delegado nacional, Flavio Vergara.

Por la corresponsalía de Buenos Aires.