Con un promedio de un femicidio cada 29 horas, el 2020 terminó con 253 femicidios directos. Los datos evidencian el aumento de muertes en comparación con los registros de los años anteriores: en 2018 se registraron 281 casos y en el 2019, fueron 280 los femicidios.

En el informe realizado por el Observatorio de Femicidios de la Defensoría del Pueblo de la Nación se planteó que la pandemia -con todas sus implicancias socioambientales-, y las medidas de aislamiento para prevenir la propagación del COVID-19, han contribuido al aumento de los casos de violencias hacia las mujeres y niñas y de los femicidios.

Desde el 20 de marzo de 2020, la línea 144 de ayuda por violencia de género y familiar, recibió un 25% más de llamados, mientras que en la línea 137 también subieron un 20%. La tendencia sostenida desde hace años indica que el lugar más inseguro para las mujeres es su propio domicilio, y la situación de confinamiento de la víctima con su victimario llevó a las mujeres a quedar atrapadas con su propio agresor.

Marcha por Úrsula Bahillo la joven asesinada en Rojas - ClarínClarín

Además, a las lamentables cifras de los femicidios cometidos en Argentina deben sumarse las víctimas colaterales: Se pudo confirmar que 212 niñas y niños quedaron sin sus madres víctimas de violencia de género. Incluso, varios de estos menores fueron testigos presenciales.

La investigación indica que en el 63% de los casos, el hecho ocurrió en la vivienda de la víctima o el domicilio compartido con el victimario; y el femicida fue en el 60% de los asesinatos la pareja o expareja. En el 16% el femicidio fue cometido por un familiar, el 15% fue cometido por un conocido, mientras que solo el 14% de las víctimas no conocía a su victimario.

Los vecinos de Villa La Angostura marcharon por tercera vez pidiendo justicia por Guadalupe Curual.@carlasanhuezaa | Twitter

Un dato muy importante de todas las estadísticas, consta que 56 de las víctimas habían realizado una denuncia previa en la Justicia y fueron asesinadas de igual manera. Muchas de las familias de las víctimas reclaman que las mujeres fueron ignoradas en múltiples ocasiones al intentar denunciar a sus agresores.

De los datos analizados, se resalta que 41 de las víctimas fueron menores de 18 años, incluso 21 de ellas, tenían menos de 12 años. Del universo total, la mayoría de las víctimas tenía entre 31 y 50 años, representando el 37,6%.

Marcharon pidiendo justicia por Ivana Módica. (Foto: José Hernández)José Hernández

A su vez, sobre la violencia empleada hacia las mujeres, se supo que del total de muertes, 27 de ellas fueron violadas, y 4 hasta provocar la muerte de la víctima. El apuñalamiento, el uso de armas de fuego y los golpes fueron los métodos más empleados por parte del agresor.

En cuanto a la distribución geográfica, el mapeo del relevamiento indica que la provincia de Buenos Aires encabeza la lista de provincias con más femicidios con 115 casos, seguida por Santa Fe con 37, Tucumán con 21, Córdoba con 19 y Salta con 13.

Marchan pidiendo Justicia por el femicidio de Lucía Pérez\u002E

Por su parte, el Observatorio de Femicidios de la Defensoría del Pueblo de la Nación sostiene que es de gran relevancia resaltar que el suicidio, cuando se haya probado que hubo previamente abusos y violencia contra la mujer, sea tratado como Suicidio Feminicida.

Pedido de justicia por el femicidio de Florencia Romano.Mariana Villa | Los Andes