Este domingo la Policía de Lomas de Zamora detuvo un falso médico pediatra que trabajaba en la clínica Luzuriaga de Llavallol y que atendió durante los últimos cuatro años sin tener la matrícula habilitante. En el lugar secuestraron 300 historias clínicas.

// Mirá también: Tenía tapadas las arterias, pero el falso médico le diagnosticó coronavirus

El acusado, Carlos Alberto Murgia, había llegado además a ser el director de la Clínica, no tenía ningún título que lo habilitara y utilizaba las matrículas de una doctora que ya no ejercía y de un médico del interior del país.

Luego de una investigación que incluyó escuchas telefónicas y allanamientos a cargo del fiscal Jorge Grieco, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) N° 8 especializada en Delitos Económicos y Violencia Institucional, este domingo por la tarde se realizó un operativo policial en el domicilio del hombre en la localidad bonaerense de Moreno.

En los allanamientos a la clínica y en su domicilio, la Justicia de Lomas de Zamora secuestró 100 historias clínicas de adultos y unas 200 de menores, además de contratos, sellos y documentación de interés, así como gran cantidad de instrumentos médicos, remedios, recetarios, sellos apócrifos y otros elementos de prueba.

Murgia, el hombre de 69 años, fue detenido acusado de “falso ejercicio de la medicina, usurpación de títulos y honores, y falsificación de documento público”, un delito cuya pena máxima prevista en tentativa es de seis años de prisión.

Secuestro de elementos al falso médico(Clarín) | .

// Mirá también: Denunciaron por “mala praxis” al falso médico del COE Río Cuarto

El inicio de la investigación al falso médico

Según informó Cadena 3, la causa inició en noviembre de 2019 cuando una mujer se presentó en el consultorio del falso doctor porque necesitaba un permiso médico para presentar luego en la Embajada de España.

No obstante, días después la sede diplomática le informó que el número de matrícula del doctor Murguia no correspondía a él sino a otra doctora de nombre Sabrina y le dijeron que el sello no tenía validez.

Así fue como se contactó con la verdadera médica a través de la red Linkedin y le contó la situación, por lo que inició las acciones legales correspondientes que derivaron en la investigación del médico falso.