El Vaticano pidió este viernes “promover” la producción local de vacunas en América Latina, África y Asia, y propuso también “aliviar” la deuda de los países más pobres para liberar fondos para fortalecer sus sistemas de salud.

Gisel Videla (30) fue la primera enfermera en recibir la Vacuna Sputnik V (Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes)Orlando Pelichotti | Los Andes

En un comunicado conjunto con Cáritas Internacional, el Vaticano convocó a “promover la producción local de vacunas en diversos polos técnicos en África, América Latina y Asia, y volverlas disponibles en los próximos meses afrontando el tema de las patentes y la colaboración a nivel técnico con las naciones más pobres”.

El escrito, que lleva las firmas de los cardenales Luis Tagle, titular de Cáritas, y Peter Turkson, prefecto del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral, pide “emprender el alivio de la deuda de los países más pobres lo antes posible y utilizar los fondos obtenido para el fortalecimiento de los sistemas médico y de salud de estos países”.

Luis Antonio Tagle - Cardenal filipino

Entre las propuestas, Tagle y Turkson reclamaron también “convocar una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU para abordar la cuestión del acceso a las vacunas como un problema de seguridad global con decisiones políticas firmes basadas en el multilateralismo”.

Con información de Télam.