Miles de argentinos se acercaron el pasado jueves a la Casa Rosada para despedir a Diego Maradona. Antes de que comenzaran a ingresar quienes estaban en la larga fila de espera, hubo un velatorio íntimo con la familia donde estuvo presente “Chino” Maradona, el sobrino del “Diez”.

Durante esa madrugada, surgió una polémica ya que a Rocío Oliva, expareja de Maradona, le prohibieron entrar a despedirlo junto con la familia. Ahora, en diálogo con el programa “Siempre noticias” (Crónica TV), Chino decidió revelar cómo se sintió con la decisión de que ella no ingresara a la Casa Rosada.

Me pareció perfecto, porque ella fue una de las personas que no me dejó entrar a despedir a mi abuelo”, en referencia a la muerte de don Diego, padre del exfutbolista, que ocurrió en 2015. Como la vida tiene sus vueltas, esta vez le tocó a ella. Todo en la vida vuelve”, apuntó, sin filtros.

Luego, añadió: “Solo estuvimos los familiares al principio, tuvimos nuestro momento a solas antes que ingresara el resto de las personas”.

También durante la entrevista habló de cómo está viviendo el duelo: “Tengo la imagen de verlo en el cajón, no me la puedo sacar de la cabeza. La última imagen y se me viene a la mente siempre verlo ahí. No lo puedo creer, todavía no caigo. Me pasan cosas de sentirlo, ayer salí al patio y sentí que estaba afuera fumándose un habano, y me venía el olor al habano. Son cosas que pasan cuando uno tiene un sentimiento muy fuerte hacia alguien. Lo único que me reconforta es saber que se reencontró con mis abuelos, que era algo que a él le había afectado mucho”.

Oliva, cuando se retiraba de la Casa Rosada sin despedir a Diego Maradona.