El Gobierno de Chile abrirá sus fronteras para todo el mundo y los turistas argentinos podrán visitar el país trasandino a partir de octubre con el esquema de vacunación completo.

//Mirá también: Chocó un transporte escolar en Colegiales y dejó nueve niños heridos

Esta medida era esperada por ambos países ya que el turismo trasandino, de un lado y del otro, representa importantes ingresos en los dos territorios. Actualmente, Chile tiene solo 3.500 casos activos de coronavirus en el país y una positividad inferior al 1% hace semanas, lo que implica un gran control.

Enrique Paris, el ministro de Salud de Chile, dijo que “hoy o mañana” será oficial la apertura en declaraciones a Clarín.

Los argentinos que pretendan viajar al país vecino a partir de octubre deberán cumplir un estricto protocolo sanitario que incluye una serie de requisitos.

//AFP

El primero de ellos implica que todo visitante deberá tener su esquema de vacunación completo con alguna de las marcas aprobadas por la OMS o el Instituto de Salud Pública chileno (Sputnik está incluida).

Estando inoculados se puede solicitar el “pase de movilidad” y de esta manera acceder a recitales, estadios abiertos u otras actividades que requieran su presentación. El mismo se lleva en formato digital a través de un código QR.

//AFP

Para poder viajar, también se pide un PCR negativo con una antigüedad de no más de 72 horas antes del viaje. A su llegada, los turistas deberán realizar una cuarentena de 5 días, obligatoria, en alguno de los hoteles habilitados en el país como “hoteles de tránsito”, monitoreados por la autoridad sanitaria.

Otro requerimiento es tener un seguro de salud con cobertura que incluya Covid de al menos 30 mil dólares. Esta exigencia coincide con la de algunos estados de Estados Unidos. Una vez cumplidos los requisitos, los turistas podrán disfrutar del país trasandino de la misma forma que si fueran ciudadanos.

//Mirá también: El Gobierno publicó el discurso de Alberto Fernández en la app Mi Argentina y hubo repudio de la oposición

Los aeropuertos de Iquique, Antofagasta y Santiago son los habilitados para recibir turistas. Respecto a las fronteras terrestres, éstas seguirán abierta sólo para las excepciones que establece el decreto 102, donde el turismo no está considerado.