Carlos Bianco, jefe de Gabinete bonaerense, defendió la decisión de la Provincia de volver a las clases presenciales desde el miércoles y dijo que la decisión se tomó en base a “parámetros objetivos” y que no hubo “especulación política”.

//Mirá también: Nicolás Trotta reconoció que un millón de niños tuvieron “bajo o nulo contacto con las escuelas” en el último año

Se redujeron los casos de coronavirus, lo que permite volver a la presencialidad”, explicó Bianco durante una conferencia de prensa junto a Leticia Ceriani, Subsecretaria de Gestión de la Información.

Bianco contó que en la provincia de Buenos Aires hay actualmente 70 municipios en fase 2; 60 en fase 3 y apenas 5 en fase 4 y sostuvo que ello permitió que en los 40 distritos del AMBA “vuelva las clases presenciales, de la manera más cuidada posible”.

El ministro informó también que el 10 de junio se calculó la incidencia y en el AMBA había 401 casos cada 100 mil habitantes.

Al respecto, planteó no entender la polémica iniciada por algunos referentes de la oposición, que plantearon “discriminación” a sus distritos, ya que “el indicador es rígido y objetivo: si hay menos de 500 casos cada 100 mil habitantes en las últimas dos semanas, las clases presenciales pueden regresar”.

Conflictos internos

En ese marco, Bianco rechazó las “quejas” de los intendentes del interior en cuyos municipios “la incidencia de casos es mayor a 500 cada 100 mil habitantes”.

//Mirá también: Intendentes le reclamaron a Axel Kicillof el pase a Fase 3

“El problema de la oposición era que en el AMBA no había clases. Se redujeron los casos, lo que permite volver a la presencialidad, y ahora se quejan en otros distritos donde la incidencia de casos es mayor a 500 cada 100 mil habitantes. La regla es general, no hay acá especulación política”, insistió.

De ese modo, el funcionario aseguró que “cambió la situación sanitaria, lo que lleva a que en algunos casos se puede tener clases presenciales y en otros todavía no” y negó que se “discrimine” al interior al plantear que “si dan los números, se volverá a las aulas”.

Posteriormente, se refirió al pedido de diputados bonaerenses de Juntos por el Cambio, quienes ayer pidieron la interpelación de la Directora General de Cultura y Educación bonaerense, Agustina Vila, para que informe sobre la situación de la educación en la provincia de Buenos Aires.

“No hace falta. Mañana voy a la Legislatura, como indica la ley, y les explico todo lo que quieran preguntarme”, dijo Bianco y agregó: “Suelo estar 5 o 6 horas y, en general, hay pocas preguntas”.

Analizó luego que “no corresponde” el pedido de interpelación y opinó que “lo hacen como una nueva movida política”.

Nuestra única campaña es la de vacunación. La oposición hace campaña política interna y campaña contra las medidas de cuidado, el uso de barbijos, la vacuna Sputnik V, el plan de vacunación”, remarcó.

Con información de Télam.