Un hombre arreglaba una camioneta en su taller mecánico de Burzaco cuando fue embestido por un vehículo que circulaba a toda velocidad. Antes de atropellarlo a él, había hecho lo mismo con otro hombre que fue gravemente herido. El conductor, identificado como Aníbal Elustondo, dio positivo de alcoholemia.

La imagen es impactante y escalofriante a la vez. El pasado sábado un hombre caminaba a las 17.48 horas por la vereda de la Avenida Monteverde al 6400 en Burzaco, en el sur del Gran Buenos Aires, cuando fue embestido por un hombre, que estaba borracho y que perdió el control de su automóvil. El auto se detiene cuando impacta en la camioneta que Agustín Aguirre arreglaba en su taller mecánico.

Las cámaras de una de las avenidas más transitadas en el conurbano sur captaron toda la escena, que es escalofriante. El hombre de remera roja está internado y tiene quebrada la cadera, según le contaron los familiares de la víctima fatal del hecho a TN.

Los familiares de Agustín Aguirre añadieron que Aníbal Elustondo, el conductor borracho y autor del accidente, ya había protagonizado otros accidentes al volante.

La familia de Agustín Aguirre pide justicia

La familia del hombre atropellado pide que el hombre de 26 años “esté preso y que la condena sea la máxima”. “Venía alcoholizado, a alta velocidad, quiso esquivar autos por la izquierda, muerde la banquina, pierde el control del auto y cruza hasta el taller donde está mi papá, en Monteverde”, contó la hija de Aguirre a TN, quien agrega que Elustondo “ya venía haciendo zigzag, corriendo autos a ver a quién pasaba primero”.

Familiares muestran un cartel de Justicia por Agustín con la cara del conductor borracho que lo atropelló.

“El padre de él quiere arreglar, para que el hijo salga y espere sentado en la casa la condena, mientras nosotros todavía seguimos sufriendo la pérdida de mi papá. Queremos que siga preso y que la condena sea la máxima”, pidió Melina, la hija del mecánico atropellado.

Continuando el diálogo con TN, la hija de Aguirre además contó que fue contactada por la familia del primer hombre que fue atropellado y que, pese al fuerte impacto, sobrevivió. “Está internado en el Hospital del Cruce, en Florencio Varela. Le quebró la cadera, los médicos dijeron que, lamentablemente, lo más probable que ya no vuelva a caminar”, se lamentó.

“Es un hombre de unos 56 años, como mi papá. Es un desastre lo que hizo este chico, se llevó dos vidas y el papá quería arreglar con plata. Dos familias arruinó ese desgraciado”, finalizó la hija del mecánico asesinado.