Desde este miércoles 1 de septiembre, el impuesto al “lujo” para los autos alcanzará a los modelos de más de $3.120.000, como consecuencia de la suba de la base imponible, tal como lo informó la AFIP.

//Mirá también: Reglamentaron el acceso a los créditos a tasa cero para monotributistas

La actualización impositiva, publicada en la página oficial de la entidad, resuelve que los autos 0 km por arriba de ese valor estarán gravados con la primera escala de los Impuestos Internos que equivale a una alícuota de 20%. El nuevo cuadro impositivo tendrá vigencia hasta fin de noviembre.

El nuevo gravamen se impone únicamente sobre los autos particulares, por lo que quedan exentas del impuesto las pickups, los furgones y utilitarios para transporte de pasajeros.

Autos 0 km: los que valgan más de 3 millones de pesos serán considerados “de lujo” y pagarán más impuestos(AFIP)

Debido a las distintas formar de computar el gravamen y a la posibilidad de que se resigne ese margen, no hay un precio al público único pero el valor de referencia ronda los $3.120.000.

Esto se debe a que el monto que se toma para el cálculo impositivo pasará de los $2.012.678, que rige en la actualidad, a un valor de salida de fábrica o distribuidor de $2.216.200. 

//Mirá también: Tras el impacto del coronavirus, Nación busca impulsar la creación de empleos privados

Es decir que para aquellos modelos que superen los 2.216.200 pesos (3.120.000 pesos al público) y se encuentren por debajo de 4.091.447, la alícuota “extra” será del 20 por ciento. La parte negativa es que existen modelos nacionales que se encuentran afectados por estos tributos, como Volkswagen Taos o Toyota SW4.

Además, a este valor imponible hay que sumarle el pago del 21% de IVA más el margen de comisión de la red comercial de 15%.