Este martes al mediodía se produjo un allanamiento en la casa de Mirtha Legrand, en el barrio porteño de Palermo. “Es el sindicato de choferes, porque él (por su chofer) está afiliado a otro sindicato ya hace tiempo. Lo que quieren es que mi chofer se afilie al sindicato de choferes”, le explicó a Clarín la conductora.

La noticia la dio a conocer el periodista Luis Ventura en Informados de todo: “Están allanando la casa de Mirtha Legrand. En Scalabrini Ortiz y Libertador. Esto es a propósito de una causa que tiene que ver con una deuda de cinco millones de pesos por evasión de aportes al sindicato de choferes. Están buscando comprobantes y facturaciones”.

La policía se hizo presente en el domicilio de la diva de los almuerzos en búsqueda de documentación que pueda demostrar o no la existencia del delito que se le imputa.

Allanamiento a Mirtha LegrandClarín

El tema salió a la luz en el mes de julio cuando un portal gremial publicó una carta documento que se le envió a la conductora advirtiéndole del conflicto. En la misma, se la intimó al pago pendiente de un porcentaje del salario de Marcelo Campos, conductor de la familia Legrand, y el monto adeudado correspondía a poco más de 400 mil pesos.

En aquel momento, otra carta documento le llegó a Story Lab, productora perteneciente a Nacho Viale, nieto de Mirtha. El reclamo era el mismo pero la suma era de alrededor de 4,8 millones de pesos.

“Dada la información que se encuentra circulando en diferentes medios, negamos rotundamente que tanto la Señora Mirtha Legrand como STORYLAB S.A. deban suma alguna al Sindicato de Choferes Particulares”, expresó la empresa dirigida por Viale en aquella oportunidad, a través de un comunicado.

Allanamiento a Mirtha LegrandClarín

Mirtha Legrand en dialogó con Clarín manifestó: “Yo no me ocupo de estas cosas, para ese tipo de trámites está mi contador”. “Es muy desagradable, es como invadir una casa, siento que no corresponde”, expresó sobre el allanamiento a su departamento.

Según testigos en el lugar, al domicilio de Mirtha ubicado en Av. Libertador se acercaron unas 30 personas pertenecientes al gremio, acompañadas por un escribano. Cabe detallar que en el caso de que no les hubieran autorizado el ingreso a la propiedad, le habrían labrado un acta para luego hacer la presentación ante la Justicia.