En una entrevista a un programa de YouTube, Alberto Fernández dijo no querer “que la Argentina se enamore del Fondo porque es un gran condicionante”, a la vez que reconoció la importancia en su vida de Cristina Fernández de Kirchner, de quien dijo “jamás la voy a defraudar”. Este miércoles por la tarde se difundió la entrevista hecha para el programa Caja Negra, donde por más de una hora Fernández repasó distintos temas políticos y también personales.

//Mirá también: Alberto Fernández volvió a hablar de las visitas a la quinta de Olivos frente a los artistas

“El otro día le decía a Cristina que no sabía si iba a vivir otros dos años difíciles como los de la pandemia. Tengo la tranquilidad que puse todo. Mi vida empieza a las siete y media de la mañana y termina a la una o dos de la madrugada, y eso se nota en la ojeras, en la gordura. Pudimos poner de pie una Argentina que estaba fulminada. Fulminada por la deuda y porque habían retirado el Estado de todo. Mi tranquilidad es que no hubo un argentino o argentina que se haya enfermado y no haya tenido asistencia médica”, dijo Fernández al periodista Julio Leiva en la entrevista grabada.

El Presidente defendió la gestión del su gobierno durante la pandemia. “Recibimos un país con 36 o 37 puntos de pobreza. Yo pensé el Programa contra el Hambre como algo que nos iba a unir a todos y ni eso nos unió. Creo que hay un sector que no lo conmueve saber que el 60 por ciento de los chicos de menos de 14 años son pobres. Hicimos un trabajo muy fuerte, con la tarjeta Alimentar, con el IFE, con los aumentos de la AUH, cuidamos el trabajo formal con el ATP”, enumeró. Dijo que su gobierno ya entregó 20 mil casas, y que espera haber construido entre 150 mil y 200 mil casas para el final de su mandato.

Al hablar sobre los medios de comunicación, Fernández comentó que su hijo “Tani” le hizo conocer otra forma de mirar contenidos, por medio de las redes sociales. “Hay claramente una forma de comunicación digital ventajosa y democrática: con muy poco podés llegar a mucha gente, sobre todo en la juventud”, dijo.

“No son los medios lo que hacen la agenda, son los intereses corporativos, los intereses económicos, los grupos de presión que hay en toda sociedad”, agregó.

Alberto Fernández habló sobre las criptomonedas

El Presidente acaso sorprendió con su respuesta sobre el fenómeno de las “criptomonedas”. “Es un tema de cuidado y no quiero aventurar demasiado. Pero no hay que negarse porque tal vez es un buen camino. La mayor ventaja que para nosotros tendría es el sentido de contener lo inflacionario. De algún modo es ‘una moneda dura’”, dijo Fernández. También aludió al comercio digital como un fenómeno “imparable, que se expandió notablemente en la pandemia”.

Fernández reconoció a la inflación como “un problema muy serio”, debido en parte por el aumento mundial en los precios de los alimentos. “Hay inflación en todas partes del mundo. La mayor inflación en la Argentina tiene que ver con una conciencia empresarial muy perversa que intenta aprovechar del momento para sacar ventaja”, precisó.

También dijo que el gobierno acumuló reservas y viene resistiendo “las presiones cambiarias” a la que calificó de “muy interesadas”.

“La deuda es el tema que más me preocupa: lo que hizo Macri con el Fondo es incomprensible e imperdonable. El FMI destinó para socorrer a todo el mundo (en pandemia) 50 mil millones de dólares y a Macri le prestó 57 mil millones cuando la Argentina estaba en default. Además se comprometió a pagarlo en plazos tan exiguos, el años que viene tengo que pagar 18 mil millones de dólares”, contó el Presidente.

Yo no quiero que la Argentina se enamore del Fondo porque es un gran condicionante. Yo tengo que ver ahora cómo no nos condiciona. Eso es una negociación muy difícil, muy compleja, donde nosotros planteamos nuestra lógica de desarrollo económico y ellos, su lógica. Nosotros no estamos proponiendo no pagar al Fondo, sino dame tiempo y condiciones y tiempo para pagarte. Si le prestaron a Macri 57 mil millones de dólares cuando la Argentina estaba en default, el problema es el banco. Ya está. Lo hicieron, Le prestaron la plata una irresponsable que la dilapidó. Una firma mía condiciona a miles de argentinos”, dijo Fernández.

Los ingresos a Olivos durante la pandemia

Fernández también fue preguntado sobre los ingresos a Olivos durante la pandemia, cuestionados por la oposición. “Esta absolutamente exagerado. El Gobierno se trasladó a Olivos en la pandemia. Esta historia empezó haciéndole creer que traía mujeres a Olivos. Cuando se dieron cuenta que la presunta amante trabajaba con Fabiola, cambiaron por ‘las reuniones en Olivos’. Yo vivo en audiencias, recibo gente del más variado tipo. Reacciono mal porque yo no soy un ladrón”, dijo Fernández.

El Presidente tuvo palabras de elogio para los gobernadores opositores en el acompañamiento de las políticas sanitarias. “Los gobernadores opositores fueron distintos a los opositores; acompañaron sabían que no había espacio para las locuras”, dijo.

El debate sobre la marihuana

Tras hablar sobre si su gobierno abrirá el debate para despenalizar el uso recreativo de la marihuana (“la juventud tiene más problema con el alcohol”, dijo), reconocer al cantante WOS, y contar anécdotas personales como cuando se desmayó durante el parto del nacimiento de su hijo, el entrevistador le presentó cuatro fotos para que ordene según su importancia.

“En lo personal, Cristina (Fernández) es muy importante para mí. Tiene que ver con algo humano. A la familia Kirchner la quise mucho, siempre la he querido, y durante diez años estuve peleado con la mujer de Néstor. Para mí fue un dolor incalculable. Políticamente había cosas que no me gustaron pero me dolía mucho estar enojado con Cristina. Le doy un lugar singular porque nos reencontramos y ella confió en mí. Y jamás la voy a defraudar. Jamás. Humanamente, tiene un lugar preponderante. Ella confió en mí y yo en ella”, dijo Fernández.

Fernández continuó con las otras tres fotos. “Néstor es para mí alguien imprescindible en mi memoria. Aprendí con él. El confió en mí y yo en él cuando pocos confiaban. Fue alguien muy querido. Tengo que tomar aire para no quebrarme”, dijo emocionado.

“A Alfonsín lo valore porque fue un hombre de bien, muy honesto, integré su gobierno. Le tocó un mal tiempo. Puso en marcha la institucionalidad argentina que aun existe”, destacó. “Perón es el causante de todo hizo una revolución”, dijo Fernández sobre la cuarta fotografía.

Fernández también se emocionó al recordar al ministro Mario Meoni (fallecido en un accidente automovilístico en abril pasado) y contó cómo lloró al hablar con Sergio Massa. También contó que escribe canciones y confesó la lucha interna que tiene. “Yo tengo una pelea porque quiero ser Alberto Fernández, no quiero ser el Presidente. Y por ser como Alberto Fernández, atiendo a todos. Mi teléfono está muy difundido. El mismo desde 1994. No quiero dejar de ser ese Alberto Fernández, que es el resultado de muchas cosas”, dijo.

Por la corresponsalía Buenos Aires.