La mañana de los seguidores del deporte comenzó conmovida por el accidente que se registró en la disputa del Gran Premio de Bahréin para la Fórmula 1. Segundos después del comienzo de la carrera, Romain Grosjean protagonizó un gran choque que preocupó a todos, hasta salir del auto.

El hecho ocurrió a metros de la largada, cuando el francés tocó el auto de Daniil Kvyat y se produjo un desvío que terminó con su vehículo golpeando con mucha violencia contra un guardrail.

El suceso causó gran revuelo, dado que al momento del accidente, el auto terminó envuelto en llamas y muy destruido. 10 minutos aproximadamente, fueron los de mayor incertidumbre por saber cómo se encontraba el piloto. Sin embargo y afortunadamente, se conoció que Grosjean salió ileso.

Lo más preocupante fue que no solo se incendió el transporte, sino que encima el Haas del francés se partió en dos. Y aún más impactante fue comprobar que la parte trasera del monoplaza quedó de un lado del guardrail y la parte delantera, con Romain incluido, del otro.

Accidente en la F1: el auto de Grosjean se partió en dos

Ppr su parte, la salud del piloto resultó en buen estado. “Romain está bien, no quiero hacer un comentario médico, pero tenía quemaduras leves en las manos y los tobillos. Obviamente está temblando. Quiero agradecer a los equipos de rescate que son muy rápidos. Los auxiliares de pista y la gente de la FIA hizo un gran trabajo, dio miedo”, fueron las palabras de Günther Steiner, directo del equipo, minutos después del hecho.

Accidente en la F1: el auto de Grosjean se partió en dos