El actor Darío Grandinetti también ganó la Concha de Plata al Mejor Actor en el mismo festival.


El argentino Benjamín Naishtat, de 32 años, se llevó este sábado la Concha de Plata al mejor director en el Festival de cine de San Sebastián, por su película “Rojo“, sobre los prolegómenos de la dictadura de 1976-1983.

Al recibir el premio, Naishtat criticó duramente la actual gestión pública de la cultura en su país. “La cultura dignifica, es parte de la dignidad de un pueblo, y la dignidad no se negocia”, dijo.

El actor argentino Darío Grandinetti también ganó la Concha de Plata al Mejor Actor en el mismo festival.

El intérprete ha dicho que este largometraje habla de un momento “muy especial” de su país “durante el que se preparó lo que luego fue una tragedia”.

Naishtat ambienta “Rojo” en 1975 en una provincia argentina cualquiera, para describir el clima de ultranacionalismo, miedo e hipocresía burguesa que propició el golpe del año siguiente.

El director de “Historia del miedo” (2014) y “El movimiento” (2015) se llevó así un premio de envergadura, que se suma al recibido por su actor principal en el filme, Darío Grandinetti. En el elenco tuvo también a la argentina Andrea Frigerio y al chileno Alfredo Castro.

El festival donostiarra había entregado el premio a mejor director el año pasado a la argentina Anahí Berneri, por su película sobre la prostituta “Alanis”.




Comentarios