Cada tres segundos, alguien en el mundo es diagnosticado con demencia. Se prevé que para 2050 se triplique esa cantidad. 


Desde 1994, el 21 de septiembre se conmemora el Día Mundial del Alzheimer. La fecha se implementó para generar conciencia en la población y trabajar sobre la prevención, y la eliminación del estigma que pesa sobre las personas que padecen esta enfermedad. Desde 2012, se extendió a todo el mes, siendo septiembre el Mes Mundial del Alzheimer

Según datos de la Organización Mundial de la Salud, hay 50 millones de personas que padecen algún tipo de demencia, y entre el 60% y 70% de esos casos corresponden a Alzheimer

Se calcula que cada tres segundos, alguien en el mundo es diagnosticado con demencia. Se prevé que para 2050 se triplique esa cantidad. 

La OMS segura que para el año 2030 habrá casi 8 millones de personas con demencia en América Latina, que es la región donde se proyecta el crecimiento más acelerado en los próximos años.

En Argentina, hay más de 500 mil personas que padecen Alzheimer. Y se estima que 1 de cada 8 adultos mayores de 65 años padecen algún tipo de demencia.

Alzheimer: primeros síntomas

“La enfermedad de Alzheimer es gradual, crónica y progresiva, que se caracteriza por una afectación de las funciones mentales superiores o funciones cognitivas (memoria, lenguaje, atención, visuoespacial, etc.) como consecuencia de una muerte neuronal acelerada (neurodegeneración) y que lleva de manera progresiva a la pérdida de la capacidad de la persona para desenvolverse de forma independiente en sus actividades habituales”, explica el Dr. Julián Bustin (MN 99336), Jefe de la Clínica de Memoria del Depto. de Neuropsiquiatría de INECO y Jefe de la Clínica de Gerontopsiquiatría del Depto. de Psiquiatría de INECO.

Sobre sus principales síntomas el especialista explica que se manifiesta con cambios en el funcionamiento cognitivo de la persona, que pueden estar acompañados también de cambios en su conducta o su carácter. “La forma típica de la enfermedad (la más frecuente) se caracteriza por una afectación inicialmente en la memoria episódica reciente (memoria de eventos recientes)”, revela Bustin, y agrega que otros síntomas podrían ser: dificultades para orientarse en tiempo o espacialmente (en lugares previamente conocidos); problemas en el lenguaje (anomias); incapacidad para resolver problemas. 

Además, el Doctor menciona los síntomas “psicológicos y conductuales”, que van desde los cambios anímicos, hasta la presencia de síntomas psicóticos (delirios o alucinaciones) o incluso agitación o agresividad.

“Lo importante de estos síntomas es que tienen que representar un cambio con respecto al funcionamiento previo de la persona. Estos cambios suelen preocupar más a los familiares o al entorno que al propio paciente. Esto sucede por otro síntoma bastante frecuente que es la anosognosia (los pacientes no perciben sus problemas cognitivos o conductuales)“, advierte Bustin.

La edad es el principal factor de riesgo para padecer Alzheimer, duplicándose su prevalencia cada 5 años a partir de los 65 años.

Prevención: hábitos que ayudan

Actualmente existe evidencia científica de que diferentes hábitos disminuyen significativamente la chance de desarrollar el Alzheimer. Según una reciente publicación de The Lancet, el control de siete factores podrían retrasar o prevenir hasta el 30% de los casos. Éstos son: sedentarismo, tabaquismo, hipertensión, obesidad en la adultez, diabetes, depresión y baja educación formal .

Ante esto, el Doctor Bustin recomienda 6 hábitos para un cerebro saludable:

1- Actividad física: Se recomienda el ejercicio aeróbico a través de caminatas de 30 minutos todos los días.

2- Estimulación cognitiva: Aprender algo nuevo (idioma, dibujo, pintura, mecánica, música, etc.), y buscar otros nuevos desafíos cognitivos son formas de ir desarrollando la propia reserva cognitiva.

3- Alimentación: Una dieta variada, rica en frutas, verduras, cereales, granos integrales, pescado, carnes magras, y una ingesta considerable de agua u otros líquidos, protegen al cerebro, mientras que, por lo contrario, una dieta rica en grasas saturadas, grasas trans y colesterol, se asocia a un aumento del riesgo de presentar deterioro cognitivo y demencia.

4- Sueño: Trate de dormir entre 7-8 horas por día.

5- Disminuir el estrés: El estrés crónico posee un efecto negativo sobre áreas del cerebro particularmente involucradas con la memoria, como por ejemplo el hipocampo.

6- Actividad social: Involucrarse socialmente al mantener una red de amigos, participar en asociaciones y clubes, intervenir en actividades de la comunidad, participar en grupos de teatro, lectura, música, cine, etc., ayuda a mantener las habilidades cognitivas y enlentece el declinamiento cognitivo.

Sobre su tratamiento, el especialista explica: “Existen dos modalidades fundamentales de tratamiento para las personas con Enfermedad de Alzheimer. El tratamiento farmacológicono farmacológico. Hasta la fecha no existen tratamientos curativos o capaces de modificar el curso progresivo de la enfermedad, sino que el objetivo de los mismos es enlentecer lo máximo posible la progresión“.

10° Caminata Nacional por el Alzheimer

Bajo la consigna #TodosSomosParte se realiza la décima edición de la Caminata Nacional y cuarta de la Internacional por el Alzheimer de Fundación INECO.

Se trata de una caminata gratuita para concientizar sobre la enfermedad. Esta iniciativa se realiza desde hace 10 años y, en esta edición, se replicará en diferentes ciudades y provincias de nuestro país y en el exterior (Chile y Perú).

El encuentro será el sábado 22 de septiembre a las 10 horas. ¡Consultá los puntos de encuentro de tu provincia en este link!

Para inscribirte tenés que hacerlo en este link 




Comentarios