El objetivo es prevenir la propagación de la rabia y otras enfermedades. Además, el gobierno la considera una práctica cruel.


El gobierno de la ciudad de Hanói le pidió este martes a sus habitantes a reducir el consumo de carne de perro, con el argumento de que el plato popular daña la imagen de la capital vietnamita y corre el riesgo de propagar la rabia.

La carne de perro, asada, cocida o al vapor, se puede encontrar en mercados y tiendas de alimentación en toda la capital, famosa por sus sabrosa comida callejera, y se suele acompañar con vino de arroz o cerveza.

(AP Photo/Na Son Nguyen, File)

Pero el Comité Popular de Hanói instó a sus residentes a prescindir de la carne canina para prevenir la propagación de la rabia y otras enfermedades.

Igualmente pidieron dejar de comer carne de gato, a menudo llamada “pequeño tigre” en los menús vietnamitas, que es menos popular que la de perro pero todavía se puede encontrar fácilmente en zonas rurales.

La práctica de matar animales suele ser cruel y el gobierno de la ciudad espera que se pueda eliminar de forma gradual, dijo en un comunicado.

(HOANG DINH Nam / AFP)

Se trata de preservar la reputación de Hanói como una “capital moderna y civilizada” entre los extranjeros, muchos de los cuales ven como un tabú comer carne de animales considerados como mascotas, añadió.

Existen alrededor de 493.000 perros y gatos en la ciudad, la mayoría de los cuales son animales domésticos, y unas 1.000 tiendas que venden carne de animales.

Desde principios de año tres personas murieron por rabia en Hanói y se confirmaron otras dos infectadas con la enfermedad, de acuerdo con cifras oficiales.




Comentarios