El periodista lanzó munición gruesa minutos antes del mal momento que vivió en las puertas de radio 10 este lunes. Sus declaraciones. 


Minutos antes de lo que fue el escrache que sufrió este lunes en la puerta de radio 10, Baby Etchecopar protagonizó un fuerte descargo durante su ciclo radial. 

“A estas me las manda Magario (intendente de La Matanza) y el de Merlo (Gustavo Menéndez). Que le dejen de dar de tomar de la mala, que le den un poco de la buena”, disparó el conductor antes del calvario que vivió con un grupo de militantes del Movimiento Evita de La Matanza

Debido a la presencia de sus detractores en la puerta del estudio que da a la calle para manifestarse en su contra, Baby pidió la ayuda de sus “oyentes” y destacó el trabajo de los trabajadores del rubro del transporte, como los taxistas y los colectiveros, entre otros.

“Escráchame a las negras vagas. Las manda Magario. Estás son planeras. Con los planes que cobran le sacan la guita a sus hijos, las zapatillas a sus hijos”, acusó sin pelos en la lengua. 

El episodio terminó con la intervención de un grupo de agentes de la Policía de la Ciudad que cortaron el tránsito en el cruce de las calles Uriarte y Nicaragua, en el barrio porteño de Palermo. 

Durante la semana pasada, Etchecopar mantuvo un picante cruce al aire durante una llamada telefónica con Silvia Ponte, dirigente del Movimiento Evita, a quien cuestionó por ser beneficiaria de un plan de trabajo.

“Vos sos una porquería. Vividora. Gusano. Sáquenla del aire. Hijos de puta. 30 lucas por mes y están pidiendo aumentos. La culpa de esto es de Macri. ¿No escuchás Macri que son unos hijos de puta? Sacale los planes a estos hijos de mil puta. El marido gana 22 lucas, ella 5 de la boludez, hace pastafloras y todo y gana 40.000 lucas por mes. ‘Tengo seis hijos’. ¿Quién te manda a coger, boluda? Dejate de joder. Tienen que pagar Ganancias. Me indigna”, criticó Baby a Ponte. 




Comentarios