El tenista Roger Federer, número dos en el ranking ATP, criticó el nuevo formato de la Copa Davis y apuntó contra Gerard Piqué, quien impulsó los cambios.

Piqué con el presidente de la Federación Internacional de Tenis.

"Es un poco extraño que un jugador de fútbol venga a inmiscuirse en nuestro mundo", lanzó el suizo luego de que el Grupo Kosmo -presidido por el jugador del Barcelona-  se quede con los derechos para encargarse de la organización del certamen de la Federación Internacional de Tenis.

"Estoy a favor de la innovación y no todo lo que la nueva Copa Davis trae es malo. La ATP (Asociación de Tenistas Profesionales), la ITF (Federación Internacional de Tenis) y los organizadores de la Laver Cup deben sentarse para hablar", analizó Federer, quien añadió: "La Copa Davis no puede convertirse en una Copa Piqué".

Por su parte, Rafael Nadal y Novak Djokovic se mostraron a favor de los cambios que se implementarán en 2019.

“Creo que la competición era buena, pero evidentemente llevaba años con problemas. Esta es una realidad, y cuando algo tiene problemas tienes que buscar una solución. Lo que había, aunque fuera muy bonito en muchos momentos, creo que a nivel general había dejado de funcionar como merece que funcione una competición como la Copa Davis. Espero y deseo que funcione de la mejor manera posible”, había manifestado el español.

Cabe recordar que, a partir del año que viene, la Copa Davis pasará a jugarse en un solo país y al mejor de tres sets. Además, la serie será de tres partidos en lugar de cinco.