Con lágrimas en los ojos, Alejandro Sabella no aguantó la emoción y encabezó un conmovedor discurso durante el homenaje que este jueves le realizaron en la Universidad Nacional de La Plata (UNLP).

Tras ser nombrado "Huésped de Honor Extraordinario" y recibir el premio "Hoja de Roble", Sabella agarró el micrófono y dejó interesantes conceptos ante la atenta mirada de los presentes en el acto.

Alejandro Sabella fue distinguido por la Universidad Nacional de La Plata. (Mauricio Nievas)

"La búsqueda de conocimiento es una actitud permanente de humildad, sacrificio, lucha, estudio y tiene, como las monedas, dos caras: el estudiar y el aprender. El alumno del maestro y el maestro del alumno", expresó "Pachorra" en el comienzo de la charla.

Asimismo, el exentrenador de la Selección Argentina remarcó la importancia de "aprender y enseñar" a lo largo de la vida. "Todo lo tenemos que hacer con el otro, no sobre el otro. Solos no podemos hacer nada. Solo un equipo de fútbol no triunfa, ni un DT, ni tampoco nos recibimos", ejemplificó.

Pero el momento más emotivo de la noche en el edificio Sergio Karakachoff, ubicado en la calle 48 entre 6 y 7 de la ciudad de las diagonales, llegó cuando el propio Sabella detalló cómo atravesó la dura enfermedad de la que se recuperó tiempo atrás.

Alejandro Sabella realizó un emotivo discurso durante un homenaje que le hizo la Universidad Nacional de La Plata.

"Cuando yo estaba peleando para ver si seguía acá con ustedes o me iba para el otro lado, me acordé lo que les decía a mis alumnos, a mis jugadores: 'No pueden dar menos del 100%'. Y si se los pedía a ellos, yo tenía que luchar para mantenerme con vida", dijo.

Al respecto del problema de salud que le tocó atravesar, Sabella concluyó con sabia enseñanza para todos: "Las adversidades forman parte de nuestro camino y nos obligan a ser mejores. Y no se olviden nunca de dos palabras que son fundamentales: 'Por favor y muchas gracias'".