El fenómeno climático está afectando a la población europea, por lo que se tomaron medidas para contrarrestar sus efectos.


La ola de calor en Europa está afectando fuertemente a la población, sobre todo en los países nórdicos, más acostumbrados a las bajas temperaturas. Para contrarrestar las temperaturas, que podrían llegar a los 47° en los próximos días, se tomaron diversas medidas.

Por ejemplo, las autoridades de Viena, capital de Austria, les pusieron botas especiales a sus perros policía para que puedan pisar el asfalto, el cual está muy caliente durante el día. La Policía de Viena difundió a través de Facebook fotos de los perros que integran brigadas caninas de rescate, unidad de despliegue, explosivos y otras áreas de seguridad.

“Se preguntarán qué es lo que pasa con los zapatos de Spike. La protección de las patas ha sido fundamental”, explicaron. Lo mismo ocurre en Suiza, ya que la Policía de Zurich reveló que también usan botas especiales para los perros que integran equipos de patrullaje.






Comentarios