Un equipo de arqueólogos descubrió un taller de momificación en las pirámides de Egipto. Pertenece a la Dinastía XX y data de los siglos VII y V antes de Cristo.


Un equipo de arqueólogos descubrió un antiguo cementerio y un taller de momificación que se encontró a 30 metros bajo tierra, cerca de Saqqara, al sur de El Cairo. Se estima que el pozo funerario, tiene más de 2000 años y corresponde al período sata-persa, aproximadamente entre el 664 y 404 antes de la era cristiana. El lugar se había descubierto originalmente en abril de este año y contiene 35 momias además de sarcófagos de piedra.

El pozo contiene 35 momias, además de sarcófagos de piedra y creen que tiene más de 2000 años.

El jefe de de la misión egipcia-alemana que descubrió el sitio, Ramadán Badry Hussein, manifestó: “Lo que este descubrimiento agregará son dos cosas muy importantes: el primero es el tipo de aceites usados (en la momificación) y su composición química. Así podremos identificar los tipos exactos de aceites usados”.

Una de las momias dentro del cementerio recientemente descubierto cerca de la necrópolis de Saqqara en Egipto.

Según la publicación del portal Reuters, además de encontrar cientos de pequeñas estatuas de piedra, jarras y vasos utilizados en el proceso de momificación, el artefacto más importante hallado fue una máscara de plata dorada, el segundo descubrimiento de este tipo, dijo el ministro de Antigüedades, Khaled al-Anany.

El artefacto más importante fue una máscara de plata dorada.

Los arqueólogos han excavado hasta ahora varias reliquias que incluyen una tumba de 4.400 años en la meseta de Guiza y una antigua necrópolis en Menia, al sur de El Cairo.





Comentarios