El gobernador bonaerense Axel Kicillof afirmó que el macrismo fue "un experimento espantoso y para olvidar" y que Mauricio Macri "reapareció para hacer daño", en tanto que defendió su gestión ante la pandemia, al señalar que "todos pensaron que la provincia iba a explotar" y destacar que los miembros de su Gabinete "no duermen hace meses".

A pocos días de que se cumpla un año del triunfo electoral, el gobernador dijo en una entrevista con Télam: "En la provincia decían que iba a perder por afano y le ganamos a Vidal por casi 20 puntos. Ella era para todo el mundo imbatible". Y agregó: "Tenemos capacidad, comprensión y conciencia sobre las dificultades que hay tras cuatro años de neoliberalismo feroz".

Sobre el rol del oficialismo durante la pandemia, Kcillof dijo que estuvo comprometido "a atravesar esta situación inédita y dramática". "Alberto está mostrando una especial capacidad para conducir el Gobierno en momentos de enorme dificultad", agregó.

Axel Kicillof (Foto: Twitter/Kicillofok)

Y detalló: "La provincia estaba señalada como a la que se le iba a desbordar el sistema sanitario. Pero pasamos de 883 camas a 1.200, compramos 1.200 respiradores, hicimos 125 obras y nadie quedó sin atención".

Sobre el expresidente Maurico Macri, el gobernador bonaerense dijo que no le sorprendió su aparición en varios medios durante la última semana: "Son discursos memorizados, incoherentes y mentirosos. No llama la atención: prometió mejorar todo y fue un desastre como gestión económica".

"Hubiera esperado una postura un poco más seria. Es una suerte de campaña electoral adelantada buscando hacer daño al Gobierno sin siquiera tener en cuenta los efectos que eso puede producir en una emergencia sanitaria. Un volumen de irresponsabilidad muy llamativo. Me gustaría tener una oposición un poco más seria y más empática con la situación que se está viviendo", concluyó.

Con información de Télam