Una joven de 18 años, que trabaja como distribuidora de golosinas, fue golpeada y arrastrada por uno de los dos motochorros que la asaltaron cuando estaba levantando un pedido en un kiosco de la localidad bonaerense de Cuartel V, en Moreno.

El hecho ocurrió este miércoles al mediodía en la calle Descartes, entre Tres de Febrero y Fray Antonio Marchena. La víctima se encontraba frente al kiosco tramitando un pedido para la empresa de golosinas en la que trabaja y en un momento fue sorprendida por un delincuente que se le colgó del hombro para robarle su celular y su mochila.

El asalto quedó registrado por las cámaras de seguridad del comercio, y en el video se obesrva que la víctima cayó al piso y fue arrastrada unos metros por el ladrón para robarle las pertenencias.

El hombre logró arrebatarle el celular y luego escapó junto a su cómplice a bordo de una moto de color rojo.

La dueña del kiosco, Sandra, contó esta mañana a TN cómo fue el asalto y reclamó por más seguridad en la zona.

"Primero se fue una clienta y llegó la chica de las golosinas para levantarme un pedido y la tomaron del pelo y la tiraron al piso para robarle. Escuché los gritos", explicó.

"Le quisieron robar su mochila. La piba quedó en el piso. La joven me dijo que hace dos semanas le pasó lo mismo. La zona es tierra de nadie", agregó la comerciante, que aprovechó para denunciar que ella sufrió un robo en su local meses atrás, y que en esa oportunidad no le tomaron la denuncia.

"Los delincuentes estaban en una moto. Los vecinos estamos solos y no nos cuidan", dijo la mujer frente a unos diez vecinos que también se quejaron de la seguidilla de robos en Moreno.

La joven fue llevada por vecinos a la comisaría de Las Catonas para radicar la denuncia, y la causa ya está en manos del fiscal Leandro Ventricelli, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 1 de Moreno.

Otro caso similar

Un hecho similar ocurrió el 13 de este mes en el barrio Villa Sala, también en Moreno. Brenda Gutiérrez,de 24 años, fue asaltada en la calle Centenario al 1700 por dos motochorros que intentaron arrebatarle su celular, la arrastraron unos metros y terminó atropellada por un auto que embistió la moto de los asaltantes.