El lanzamiento de "Nodio", un Observatorio de la desinformación y la violencia simbólica en medios y plataformas digitales por parte del Gobierno generó críticas entre miembros de la oposición.

Según publicó la Defensoría del Público, este organismo tendrá la tarea de "proteger" a las personas mediante la "detección, verificación, identificación y desarticulación de las estrategias argumentativas de noticias maliciosas y la identificación de sus operaciones de difusión".

"Insultar a quien piensa distinto, cancelar a quien es diferente, descalificar, agredir y no argumentar, bloquea el diálogo y vulnera derechos. Construir con falsedades noticias que apelan a la emocionalidad y fortalecen prejuicios que fomentan la intolerancia es poner en riesgo la convivencia democrática", sostuvo la Defensora del Público Miriam Lewin al presentar el proyecto.

(Foto ilustrativa: REUTERS/Dado Ruvic)

"El discurso del odio, la desinformación y las noticias maliciosas promueven la polarización social y la violencia colectiva, avasallan el derecho a estar informado, degradan el debate público y amenazan la democracia. Resulta necesario un espacio público y plural desde el cual estudiar e investigar estos fenómenos, promover la discusión pública sobre los mismos y servir de sustento para nuevas políticas públicas que protejan el derecho a la comunicación de las audiencias", agregó en la misma presentación Glenn Postolski, Director de Planificación Estratégica e Investigación del organismo.

La creación de este organismo encendió las alarmas entre algunos miembros de la oposición, que se manifestaron en contra en las redes sociales.

El diputado Fernando Iglesias compartió la noticia junto a una foto de Joseph Goebbels, ministro de Propaganda en la Alemania Nazi.

Por su parte, Cristiano Ritondo, también diputado de Juntos por el Cambio, opinó: "Este gobierno tiene un cepo para todo, también para controlar a la prensa. El poder de turno no debe decidir qué información llega a los ciudadanos. El Estado nacional tiene que garantizar la libertad de expresión, no restringirla", dijo.

"La titular de NODIO es periodista, sorprende que impulse un observatorio donde la información periodística podría ser juzgada, evaluada y su veracidad sometida a la calificación de un organismo del estado. Profesionalmente sería como si un médico rompiera su juramento hipocrático", dijo Silvana Giudici, la expresidenta de la Comisión de Libertad de Expresión de la Cámara de Diputados y extitular del Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom).