Sin referirse a las acusaciones, Cancillería dijo lamentar que haya querido involucrar al Gobierno argentino en la política interna boliviana.


Después de que la presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, apuntara contra el gobierno de Alberto Fernández en su discurso del miércoles ante las Naciones Unidas, y lo acusara de “acoso sistemático y abusivo”, la Cancillería argentina le respondió que concentre sus energías en realizar “elecciones presidenciales libres y transparentes”.

“La Cancillería argentina lamenta que en su intervención del día de hoy ante la Asamblea General de la ONU, la señora Jeanine Áñez haya insistido en procurar involucrar al Gobierno argentino, en plena campaña electoral, en la política interna del Estado Plurinacional de Bolivia“, escribieron en Twitter.

Esperamos pueda concentrar su energía en la realización de las elecciones presidenciales libres y transparentes del próximo 18 de octubre”, concluye.

En su intervención ante la ONU, Áñez se preguntó “cuál es la autoridad” que tiene el Gobierno argentino “para hacer de la intromisión la clave de su política exterior hacia Bolivia” y “para amparar una conspiración violenta de Evo Morales contra la democracia boliviana“.

La mandataria interina, que recientemente retiró su candidatura para las elecciones generales de octubre, cuestionó en su discurso una supuesta autoridad que se tomaría el Gobierno argentino “para ofrecer impunidad” al exmandatario Evo Morales, quien tras abandonar Bolivia en noviembre del año pasado, denunciando un golpe de Estado, llegó a Buenos Aires en diciembre y solicitó refugio.

Desde Buenos Aires, Morales, que afronta diversos procesos penales ante la Justicia boliviana y que fue calificado por Áñez como un “exdictador”, ejerce como jefe de campaña de su partido, el Movimiento al Socialismo (MAS) para los comicios, a los que no opta a ningún cargo.

Sepa el populismo kirchnerista que la nación boliviana no es propiedad privada de ninguna casta, la democracia boliviana se respeta, el pueblo boliviano se respeta“, subrayó la mandataria boliviana, que invitó a los países del mundo a observar el proceso electoral en su país, que dijo será “limpio y sin fraude”.

Con información de EFE.




Comentarios