La Cámara Federal de Casación ordenó conceder el arresto domiciliario al detenido empresario Lázaro Báez en una de las causas en las que está procesado por lavado de dinero, al revocar el fallo de un Tribunal Oral que había rechazado conceder el beneficio.

El Tribual Oral Federal 4 (TOF 4) determinó que el empresario K debía pagar una fianza fijada en 386 millones de pesos. Sin embargo, Casación ordenó al TOF 4 concederle la prisión domiciliaria más allá de que todavía no abonó la fianza porque el plazo legal de la prisión preventiva y su prórroga máxima ya se habían vencido.

Le concedieron la prisión d... by rodrigo

De esta manera, Báez salió de la cárcel de Ezeiza y se dirigió a una casa del country Ayres del Pilar, en la zona norte del conurbano bonaerense, aunque los vecinos del lugar rechazaron su presencia.

Con un cacerolazo, y luego con carteles donde se podía leer “Báez preso”; “Mafioso”; “La Justicia lenta no es justicia” y “Queremos a los corruptos presos”, las personas se congregaron en la entrada del lugar a donde fue trasladado el exempresario K.

Vecinos de Pilar impiden que Lázaro Báez ingrese al country. (Foto: Clarín)

Ya por la noche, alrededor de las 21 horas de este lunes, cuando trasladaban a Báez para pasar el arresto domiciliario en una urbanización privada en la localidad bonaerense de Pilar, la furgoneta del Servicio Penitenciario Federal que lo llevaba recibió un fuerte escrache por parte de vecinos de la urbanización.

Los vecinos impidieron el paso de la furgoneta después de varios intentos de esta para entrar, a pesar del dispositivo policial desplegado. Luego de varios intentos, volvieron al penal de Ezeiza. "No están dadas las garantías para que pase la noche en el country", señalaron fuentes judiciales.

Los abogados del empresario también intentaron entrar al barrio privado, pero fueron atacados a huevazos y golpes contra el automóvil en el que se desplazaban, por lo que también tuvieron de desistir de la idea de ingresar.

Espionaje: aceptan a Lázaro Báez como querellante

El juez federal de Lomas de Zamora Juan Pablo Auge aceptó este lunes como querellante al detenido empresario Lázaro Báez en la causa que investiga espionaje ilegal durante el macrismo.

El magistrado aceptó el pedido del dueño de Austral Construcciones al recordar que "su nombre surge del archivo emergente del celular oportunamente incautado perteneciente al imputado Leandro Araque", uno de los exagentes de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) investigado en el caso, según la resolución a la que accedió Télam.

La defensa de Báez pidió ser querellante en la causa por presunto espionaje ilegal que se investiga en Lomas de Zamora al sostener que el dueño de Austral Construcciones fue una de las víctimas de las maniobras.

Vecinos de Lázaro Báez intentando impedir su ingreso al country. (Foto: Clarín)

La defensa del empresario procesado por supuesto lavado de dinero e ilícitos en la obra pública sostuvo que las maniobras de espionaje ilegal desde la AFI en el macrismo le causaron "un perjuicio real y tangible".

Báez "ha sido víctima de un espionaje ilegal y paraestatal, de la interrupción ilegal de sus comunicaciones de personales, de la violación al derecho a la confidencialidad de sus conversaciones con todos sus abogados particulares por parte de quienes hoy se encuentran imputados y/o procesados", agregaron al reclamar se tenidos como querellantes .

En la causa están imputados los exdirectores de la AFI Gustavo Arribas y Silvia Majdalani, exfuncionarios y exagentes de inteligencia.

Todos fueron convocados a una ampliación de sus declaraciones indagatorias desde esta semana.

Con información de Télam.