Ocurrió en Florida, donde hay una invasión de serpientes, pero la mujer cree que es la mascota de un vecino.


Una mujer abrió su lavarropas y vio lo que le pareció una prenda con estampado de serpiente, pero al tocarla se llevó una aterradora sorpresa: se dio cuenta de que era una serpiente de verdad.

“Realmente me aterroricé”, dijo Emily Wisnic al canal televisivo WPEC al recordar cómo se movió la serpiente al rozarla con la mano.

Wisnic, que vive en la ciudad estadounidense de West Palm Beach, en Florida, gritó tan fuerte como pudo y llamó al organismo que se encarga de los animales salvajes que invaden espacios humanos.

(Foto: CHANDAN KHANNA / AFP)

Los empleados de Animal Control se llevaron a la serpiente y Wisnic se quedó pensando cómo habría logrado llegar al apartamento que alquila en el centro de la ciudad de West Palm Beach.

La mujer dijo que la gente de Animal Control descartó que la serpiente hubiera podido entrar a la lavadora a través de las cañerías y se inclinó por pensar que fuera la mascota de algún vecino y hubiera reptado por los conductos de ventilación hasta el apartamento de Visnic.

Florida padece una invasión de serpientes pitones birmanas que están localizadas en la reserva natural de los Everglades, un enorme pantanal situado en el sur del estado. La agencia ambiental lleva años luchando contra esta especie no autóctona y de la cual de desconoce cómo llegó a los Everglades, donde ha acabado con gran parte de la fauna local debido a su tipo de alimentación y su facilidad para reproducirse.

Estas serpientes constrictoras pueden superar los 6 metros de largo y los 100 kilos de peso y una de las teorías que la mayoría de los expertos barajan es que fueron introducidas en el ecosistema como mascotas.

Con información de EFE.




Comentarios