Se filtró el documento que la organización les hará firmar para eximirse de responsabilidades.


A menos de dos semanas del inicio del Western & Southern Open y luego del US Open en Nueva York, se supo que la federación estadounidense exigirá a los tenistas participantes que firmen un documento asumiendo absolutamente toda la responsabilidad sobre posibles contagios e incluso muertes por coronavirus.

El texto que fue filtrado en las redes sociales por algunos jugadores establece que cada participante asume voluntariamente “la responsabilidad total por cualquier riesgo o daño personal, incluidos enfermedad seria, lesiones o muerte, que pueda afectarme a mí o a cualquier persona con la que esté en contacto, como resultado de mi presencia en las instalaciones, ya sea por negligencia del NTC (National Tennis Center) o por otra causa”.

El firmante además renuncia a llevar a cabo acciones legales contra el NTC, la USTA, la ciudad de Nueva York, la ATP, la WTA​ y cualquier organismo o persona involucrados en la celebración de los torneos. También aclara que el jugador o jugadora que decida ingresar a la “burbuja” de Flushing Meadows, lo hará respetando las medidas de prevención impuestas por la organización, pero que éstas no aseguran un riesgo cero de contagio. Esa liberación de responsabilidades es valida “para siempre”.

A doce días del comienzo del Western & Southern Open, varios tenistas top aún no decidieron si participarán o no, como en número uno del mundo Novak Djokovic​. Lo mismo ocurre con la rumana Simona Halep​, número dos del ranking femenino.

Para el US Open que se iniciará el 31 de agosto no jugarán Rafael Nadal (2° y defensor del título), los suizos Roger Federer (4°; se recupera de una lesión) y Stan Wawrinka (17° y ex campeón); el francés Gael Monfils (9°); y el italiano Fabio Fognini​ (11°, recientemente operado). Entre las mujeres, no estarán la australiana Ashleigh Barty (1°), la ucraniana Elina Svitolina (5ª), ni la holandesa Kiki Bertens (7ª).




Comentarios