Juan Oscar Miranda disparó 14 veces y asesinó por la espalda a Nicolás Da Silva. El efectivo fue desafectado y quedó detenido.


El capitán de la DDI de San Isidro se encontraba en una parada de colectivos en Villa Albertina, Lomas de Zamora, cuando fue abordado por dos delincuentes que le robaron la mochila. El efectivo decidió perseguirlos y les disparó 14 veces, asesinando a uno de ellos.

Todo ocurrió el pasado 19 de julio a las 6.15 de la mañana en la calle Homero, entre Elcano y Aguirre.

Tal como informó Clarín, Juan Oscar Miranda (47) quedó detenido por el homicidio de Nicolás Da Silva (22), quien murió en el lugar tras recibir un balazo en la espalda. El delincuente, que fue hallado sin vida sobre la calle Voltaire al 3400, entre Elcano y Tartagal, tenía en su poder una pistola de juguete.

Lo que también complica la situación del oficial son las imágenes de las cámaras de seguridad de la zona, que muestran cómo Miranda dispara a pesar de que el joven ya había arrojado la mochila en el piso.

Sin embargo, el abogado Martín Díaz sostiene que el cómplice del delincuente fallecido sí tenía un arma verdadera, y que efectuó dos disparos. De hecho, un testigo asegura haberlo visto ofreciendo en el barrio un revólver.

“Él se defendió y sigue detenido, así es la Justicia”, afirmó el letrado, que reclamó el arresto domiciliario para su cliente. “Mi cliente respondió con un medio similar al que estaba siendo agredido y solo impacta un disparo a más de 35 metros de distancia y en circunstancia de nocturnidad”, aseguró el defensor, quien afirma además que la réplica “fue plantada”.

La fiscal Silvina Estévez, de la UFI N° 4 de Lomas de Zamora, investiga si el policía actuó en exceso de legítima defensa. Por el momento, está imputado por “homicidio simple en ocasión de ser víctima de robo agravado por arma de utilería”, y fue desafectado de la fuerza de manera preventiva.


En esta nota:

Policiales Homicidio


Comentarios