Los trabajadores de las líneas 324, 501, 504 y 583 comenzaron un paro por tiempo indeterminado, luego de que un chofer sufriera la amputación de uno de sus dedos durante un robo ocurrido este martes en la localidad de Ingeniero Allan, en el partido bonaerense de Florencio Varela.

Al menos tres delincuentes atacaron al chofer de la línea 324 y, tras golpearlo y robarle sus pertenencias, los ladrones le cortaron un dedo de su mano izquierda y escaparon.

La mano del chofer asaltado.

La víctima se encuentra internada, pero fuera de peligro. No obstante, los trabajadores que pertenecen a la empresa Primera Junta y que prestan servicio en la zona sur del Gran Buenos Aires y Capital Federal, entraron en paro.

El chofer es un hombre de 30 años, vive en el partido de Berazategui y trabaja para esa empresa de colectivos desde hace un año y medio.

Asimismo, vecinos de la zona convocaron a una reunión para este miércoles a las 17 para reclamar contra la inseguridad.