Luciano, el chofer del interno 909 de la línea 135 que fuera agredido por un automovilista con una llave francesa este martes en el barrio porteño de Caballito, contó detalles del violento episodio que lo tuvo como uno de los protagonistas.

"Me vino a pegar directamente a la cabeza... a romperme la cabeza", aseguró el colectivero en diálogo con TN.

El hecho, que quedó grabado por testigos, ocurrió en calle José María Moreno al 400. El colectivo tocó el espejo de un Fiat Siena, y uno de sus ocupantes se bajó y atacó brutalmente al chofer del bus.

"Fue un siniestro de tránsito, le toqué el espejo sin querer al auto blanco y el muchacho bajó con una locura increible y le empezó a pegar trompadas al vidrio lateral", relató Luciano, de 28 años, que conduce colectivo hace seis.

Después del ataque Luciano fue trasladado al hospital Ramos Mejía, y luego a una clínica de Lanús, donde se recupera.

"Estoy bastante bien, me estoy recuperando. Tengo en las manos lesiones, en la muñeca, en el antebrazo y recibí un par de trompadas en la cabeza", contó a TN.

El agresor del colectivero (Foto: Policía de la Ciudad de Buenos Aires)
La llave francesa usada como arma (Foto: Policía de la Ciudad de Buenos Aires)

"Últimamente está muy jodida la calle, más para esta fecha que se acerca fin de año, no sé si será por la pandemia o qué, pero todo el tiempo vivimos estas cosas", remarcó Luciano, y destacó la ayuda que recibió de parte de "pasajeros y gente que estaba en la calle, que me protegieron y le querían sacar la llave francesa" al agresor.

Así quedó el colectivo atacado (Foto: Policía de la Ciudad de Buenos Aires)

Y agregó: "La calle está muy violenta. No tenemos las cabinas, algo que venimos pidiendo hace un montón de tiempo".