Choferes realizaron una multitudinaria marcha este miércoles, reclamando el pago de los salarios adeudados, en el marco del 84° día de paro del Transporte Urbano de Pasajeros (TUP). Como siempre desde que se inició el conflicto, el atraso es de Nación en el envío de fondos.

Liderados por el titular de la delegación local de la Unión Tranviaria Automotor (UTA), Sergio Copello, los colectiveros marcharon por el centro rosarino, pasando por la Municipalidad y la sede de Gobierno de Santa Fe. Con banderas, pirotecnia, bombos y redoblantes, reclamaron una solución definitiva a la eterna postergación en el pago de salarios.

Marcha de choferes de la UTA en RosarioCelina Mutti Lovera

“La plata no está para nosotros y en estas condiciones no vamos a seguir trabajando. Todos se pasan la pelota y los trabajadores nos seguimos endeudando”, dijo Copello y agregó que no hay ninguna novedad respecto al envío de partidas nacionales. “Hasta que no nos paguen la totalidad del sueldo a todos, seguirá el corte de crédito laboral”, advirtió.

En este sentido, también pidió a las empresas, la provincia y al municipio que “hagan un esfuerzo” para solucionar el tema. Por su parte, el secretario de Transporte santafesino Osvaldo Miatello, dijo que paro perjudica a los propios trabajadores porque de esta manera el sistema no recauda. En este sentido, diferenció a Rosario de Santa Fe, ciudad en la que tampoco llegó la ayuda nacional, pero que sólo tuvo 20 días de paro.