El ministro de Seguridad bonaerense intervino en un retén de la Policía Federal y enfureció al Gobierno nacional. Pero él redobla la apuesta.


El miércoles, el ministro de Seguridad bonaerense Sergio Berni se presentó en el control de Puente La Noria y discutió con el oficial a cargo del operativo porque una ambulancia llevaba 20 minutos sin poder pasar. “Los controles son para facilitarle la vida a la gente, no enquilombársela más”, dijo entonces. Su reacción, ante oficiales que no corresponden a su jurisdicción, enfureció al Gobierno nacional.

Sin embargo, sin titubear, a la noche Berni fue invitado a un programa y aseguró que “volvería a hacerlo”. “Es algo que nos pasa todos los días a aquellos que estamos en la calle resolviendo problemas. Es una anécdota más y lo más normal del mundo. No se puede hacer semejante escándalo de algo de todos los días. En ese fragor del trabajo se discute”, explicó en Animales Sueltos.

Sergio Berni, ministro de Seguridad bonaerense, irrumpiendo en un control de tránsito en Puente La Noria. (Web)

“Estamos en la calle y hay que resolver problemas. La política es para eso, hay que tener sensibilidad y ponerse en los zapatos de la gente“, dijo una y otra vez Berni, minimizando el enojo que su accionar causó en altos funcionarios del gabinete nacional.

El secretario de Seguridad, Eduardo Villalba, y la ministra Sabina Frederic -con quien Berni ya tiene una disputa en marcha- se manifestaron en contra del ministro provincial.

Sobre eso, él sostuvo que “los gobiernos no son clubes de amigos”, y recordó una situación similar que ocurrió días atrás, cuando él intervino en otros operativos de la policía federal “y nadie me dijo nada”. “Había un problema, fui y lo arregle. No hay invasión de jurisdicción, hay necesidad de resolver los problemas a la gente. Es moneda corriente para los que estamos en la calle todos los días”, reiteró.

Sobre el rumor que trascendió sobre que había presentado su renuncia, fue tajante: “No, ¿por qué voy a renunciar? Tengo un compromiso que asumí (con Axel Kicillof) y es inclaudicable hasta que el Gobernador decida lo contrario. Nosotros somos apasionados. No nos peleamos con nadie, peleamos por defender los intereses de los bonaerenses”.

Berni también repasó su excandidatura a la gobernación bonaerense y contó: “Soy una persona extremadamente leal a mí y mis principios. Yo jamás quise ser candidato a Gobernador, pero tuve la posibilidad. Se definió que era Axel (Kicillof) y me parecería una falta de respeto y una deslealtad intentar generar un cargo político sin el consentimiento de aquel que me dio la oportunidad“.

La pandemia de la inseguridad

La provincia de Buenos Aires tiene otra pandemia que mata más que el coronavirus, que es la inseguridad”, dijo Berni, que teme que la crisis económica y el aumento de la pobreza recrudezcan la violencia en la jurisdicción.

Es la primera vez que detenemos gente que tenía su historial limpio. Son delitos de supervivencia. Esta pandemia en el mundo ha generado una crisis tan grande y muchos dicen el último esfuerzo. Pero no, es el primero de muchos. Porque después hay que poner el país en pie. Estamos en una crisis económica global importante. Es muy aguda y no da tiempo”.




Comentarios