"La consecuencia de esa aglomeración la vamos a ver en los próximos días", afirmó el ministro de Desarrollo de la Comunidad de Buenos Aires.


El ministro de Desarrollo de la Comunidad de la provincia de Buenos Aires, Andrés Larroque, consideró este domingo como “una imprudencia supina de muchos sectores” las movilizaciones realizadas ayer en contra de la intervención de la empresa Vicentin y opinó que se trató de “una bomba” en términos sanitarios, en plena pandemia de coronavirus.

En diálogo con Radio 10, el funcionario provincial y dirigente de La Cámpora sostuvo que fue algo “peligrosísimo” en el contexto actual de contagios.

“Una imprudencia supina de muchos sectores lamentablemente”, subrayó Larroque e interpretó que “las tapas de los diarios alientan este tipo de movilización”.

Andrés “Cuervo” Larroque (Foto: Fernando de la Orden)

Para el funcionario, “más allá de la caracterización política (de la marcha) en términos sanitarios es una bomba lo que se ha generado”, por el potencial de contagio que podría traer aparejado.

En ese sentido, Larroque evaluó que “la consecuencia de esa aglomeración la vamos a ver en los próximos días”.

Protestas en Avellaneda por Vicentin (Reconquista Hoy)

“No sólo se perjudica a la gente que fue a la movilización, que está en su derecho a expresarse siempre que se respete la ley”, sino que además, “muchos de los que se deben haber contagiado ayer van a contagiar a gente que ni por casualidad estuvo en esa movilización”, lamentó.

Por todo esto concluyó que la movilización fue algo “muy, muy grave”.




Comentarios