El gendarme Marco Antonio Castillo regresaba en bicicleta a su casa en Zárate cuando fue asesinado de tres balazos, al parecer cuando intentó resistirse al robo del rodado que no se concretó.

Voceros policiales informaron a Télam que al lugar acudieron efectivos de la comisaría 1ra. de Zárate que estaban en las cercanías y escucharon tres detonaciones de arma de fuego.

Al llegar, encontraron a un hombre baleado tirado en el suelo y con la cabeza -con un casco puesto- recostada sobre una pared, una mochila negra en su espalda y encima de él una bicicleta.

Asimismo, los uniformados observaron a dos sospechosos que escaparon a pie pero que fueron detenidos horas más tarde.

Los agentes constataron que Castillo, comandante principal de la Gendarmería Nacional Argentina,  falleció a causa de la gravedad de las heridas de bala recibidas.

Como puede verse en el video del atque, el gendarme se resistió al asalto y los asaltantes le efectuaron tres disparos, para luego escapar del lugar sin concretar el robo.