El infectólogo y uno de los principales asesores del Gobierno defendió la continuidad de las restricciones y habló del salto en los contagios.


El infectólogo Pedro Cahn advirtió este viernes que él “odia la cuarentena” pero aclaró que “más odia las muertes” por el coronavirus y por ello reclamó “ser responsables” frente a las medidas de aislamiento social que se establecieron para evitar la propagación de la epidemia.

“Si me preguntan a mi, odio la cuarentena, pero más odio a la mortalidad y tenemos que ser responsables. Esto ahorra vidas humanas, muertes”, remarcó en declaraciones a radio El Destape.

Cahn realizó esas declaraciones frente a los crecientes reclamos de algunos sectores sociales para que se habiliten nuevas actividades económicas y en la antesala del anuncio que realizará el presidente Alberto Fernández para anunciar la continuidad de las restricciones que se pusieron en marcha el pasado 20 de marzo.

“No soy un fanático de la cuarentena”, remarcó el infectólogo que conduce la Fundación Huesped y que integra el Comité de Expertos que asesora al Gobierno frente a la crisis del Covid-19.

Al respecto, Cahn dijo que tenemos que “mirar lo que hicieron otros países, lo que hizo Brasil que tiene 230 muertos por millón de habitantes, mientras que nosotros tenemos 9”.

“Y miremos lo que hizo Chile que tiene 38 muertos por millón de habitantes. Lo que hagamos o dejemos de hacer tiene impacto sobre las personas que van a morir de esto”, agregó.

Respecto a la próxima fase que presentará el Presidente Fernández, el infectólogo consideró que “si se abren más actividades, bienvenido sea donde eso sea posible, pero hagámoslo respetando el aislamiento social”.

Cahn también se refirió al incremento de los contagios y al reciente salto que registraron en la víspera, cuando se confirmaron 648 nuevos casos de coronavirus.

“Nosotros miramos otros indicadores. La mortalidad no aumentó como el número de casos. El objetivo duro que tenemos es reducir las muertes por esta pandemia”, explicó.

Agregó que “la otra cosa que miramos es qué pasa con las camas de terapia intensiva. ¿Se nos va a saturar el sistema de salud o no? Bueno, el último dato que tenía es que había 164 pacientes internados en terapia intensiva en todo el país con covid-19”.




Comentarios