Ante la escaza oferta de divisas, el Gobierno presiona al campo para que liquide más. Enojadas, las entidades del agro pedirán reuniones con la administración Fernández.


El precio del dólar en el mercado informal saltó 16 pesos (13%) en la semana, hasta los 138 pesos, por lo que el que el Banco Central reaccionó poniendo mano dura con medidas para impulsar el ahorro en pesos casi de forma compulsiva y obligar a quienes producen divisas para que las liquiden.

Horas después de que el presidente Alberto Fernández dijera que el campo es uno de los principales aliados del Gobierno, para allí fue gran parte de la ofensiva oficial en busca de esos dólares que aún no fueron liquidados.

Miguel Pesce, jefe del Central, está convencido que los productores de soja están “pisando” silobolsas a la espera de una devaluación, aunque la cosecha finalizará recién allá por fines de junio. El rubro sojero tiene un tipo de cambio real de 45,38 pesos. Esto surge del precio mayorista del dólar de 67,73 pesos menos las retenciones del 33%.

La idea de Pesce, que es compartida por Fernández, surge a partir de que el monto liquidado de divisas por parte del complejo oleaginoso-cerealero cayó 17,8% anual en el primer cuatrimestre, hasta los 5.017 millones.

Miguel Pesce, jefe del Central. (Foto: Maria Amasanti/Bloomberg)

Con el resto del comercio internacional del país en caída por la pandemia, la baja en la oferta privada de divisas obliga al Central a vender reservas para atender la demanda: esta semana vendió 130 millones. Y desde desde que se inició la cuarentena, las reservas cayeron 788 millones, hasta los 43.137 millones de dólares.

Decisiones

En ese escenario, el Central prohibió a los bancos otorgar préstamos con tasa subsidiada al 24% anual a aquellas empresas agrícolas que acopien más del 5% de su cosecha anual de trigo y soja. Fue a través de la comunicación “A” 7018, que estará vigente desde el lunes.

Pero para elevar la presión, aquellas empresas del agro que no cumplan esta condición (y no sean pymes) y que quieran obtener financiación, se les multiplica por cuatro el capital mínimo por riesgo de crédito que deben presentar a los bancos.

Eso obligará a las firmas del agro a vender casi toda su cosecha para poder acceder a la línea de crédito de 24%. Esto revivió la ya conocida alta tensión que existe entre la Mesa de Enlace y el Gobierno.

Carlos Iannizzotto, presidente de Coninagro, aseguró que el sector ya está evaluando las medidas. Y anticipó que pedirá una reunión con el Gobierno. Y para Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), “el Gobierno repite los errores del pasado” al presionar sobre el sector que genera el 40% de las divisas del país.

“La cosecha actual está lejos de concluirse, con lo cual es prematuro hablar hoy de “stockeo” de mercadería. En virtud de esta resolución, un productor que posea soja o trigo con destino uso como alimento para ganado, para pago de insumos o para cumplir con arrendamientos dejaría de ser sujeto de crédito perdiendo en consecuencia capacidad de inversión en insumos imprescindibles para la producción”, dijo CRA.

Una semana de furia

En la semana no sólo se disparó el dólar blue sino también hubo mucha volatilidad con los tipos de cambio que operan en la Bolsa de Comercio porteña. El llamado dólar MEP (que se transacciona con acciones) subió 4,4% hasta los 117,95 pesos y el contado con liquidación (que se opera principalmente con bonos) ascendió 5,17% hasta alcanzar los 121,32 pesos.

La situación llevó a varios llamados cruzados entre Fernández y Pesce a lo largo de la semana. Incluso en el mercado llegó a circular la versión de que se aproximan cambios en el directorio de la entidad rectora debido a la lenta reacción ante a la elevada volatilidad y a los resultados impredecibles de las medidas que finalmente dictó, según dijeron operadores financieros a este diario.

En las últimas dos semanas el Central ha tomado decisiones: por un lado, amplió la tasa de interés para plazos fijos en pesos al 26,6% a cualquier ahorrista, independientemente de su tamaño. Y por otro, avanzó fuertemente en las restricciones sobre la operatoria de compra de divisas en el mercado bursátil.

Además de limitar la adquisición de dólares Bolsa o contado con liquidación para empresas, también extendió esa regulación a los ahorristas. Los clientes de sociedades de bolsa que hayan comprado sus 200 dólares permitidos por el cepo cambiario, ya no pueden ir al mercado de capitales a hacer “contado con liqui” o MEP para hacerse de más divisas durante 30 días.

En abril el contado con liquidación, una de los métodos de dolarización a través de la compraventa de bonos o acciones, aumentó 31%, desde los 85,92 pesos hasta 113 pesos. Y después de las nuevas restricciones, siguió escalando.

Por la corresponsalía de Buenos Aires.




Comentarios