La medida alcanzará a 540.000 afiliados en el marco de la pandemia de coronavirus.


PAMI pagará una suma fija y extraordinaria de unos 1.600 pesos, por única vez, a 540.000 afiliados por los meses de marzo, abril y mayo, en reemplazo de los bolsones de alimentos que habitualmente se distribuyen a través de Centros de Jubilados y Pensionados que deben permanecer cerrados por la pandemia del coronavirus.

Ese pago extraordinario se incorporará como concepto a los recibos de haberes, tras un convenio firmado con ANSES. La suma a depositar es variable ya que depende de la zona geográfica y modalidad del bolsón.

Asimismo, PAMI asistirá con un subsidio solidario de sostenimiento a esos Centros de Jubilados y Pensionados, a los que consideró “lugares clave para la socialización y recreación de las personas mayores”.

Se trata de un subsidio de 15.000 pesos para los 4.200 Centros de Jubilados y Pensionados que -según las autoridades- son lugares clave para la socialización y recreación de las personas mayores, por lo que se hace un esfuerzo extraordinario para apoyar su sostenimiento en este contexto particular.

La medida significa “una inversión total de $960.000.000 para atender la demanda en esta emergencia hasta que se restablezca la entrega de los bolsones en los Centros de Jubilados y Pensionados e implica un 33% adicional respecto al desembolso habitual que hace el Instituto para garantizar la seguridad alimentaria de las personas afiliadas que lo necesitan”, señalaron las fuentes oficiales.




Comentarios