"Todo empezó con una tos", contó desconsolada su madre.


Una estudiante de 16 años de la región francesa de Essonne, al sur de París, murió a causa del coronavirus y se convirtió en la víctima más joven de la pandemia en el país europeo, donde ya son 29.581 los contagios y 1.698 las muertes.

Julie había sido hospitalizada en el hospital de Longjumeau con dificultades para respirar. Fue varias veces internada en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) antes de ser trasladada al hospital Necker, un prestigioso centro de salud parisino, donde finalmente murió.

Sabine, mamá de la adolescente, no encuentra consuelo y expresó que “perder un hijo es algo insoportable, pero hay que seguir”. Luego contó algunos detalles de las últimas y terribles horas vividas por la familia: “Julie tenía solo un poco de tos, desde hace una semana. Había tomado un jarabe, algo a base de hierbas, había hecho inhalaciones”.

La joven murió en el hospital Necker (Foto: web)

Pero el sábado empezó a faltarle el aliento: “Nada tremendo -contó la mujer-, tenía dificultad para retomar el aire”. Julie fue hospitalizada y la madre volvió a la casa, pero poco después le advirtieron que una tomografía de los pulmones de su hija revelaba problemas.

Por la noche, la adolescente sufrió insuficiencia respiratoria y fue llevada de urgencia al hospital pediátrico de París, el Necker, donde se le hizo el examen de coronavirus. El test dio negativo y la madre volvió a su casa tranquila. Pero al día siguiente el resultado del primer test fue rectificado: Julie era positiva.

Los médicos, que a la luz del primer negativo la habían tratado sin barbijos ni protección, la pusieron bajo asistencia respiratoria cuando ya estaba casi sin conocimiento. En pocas horas, la adolescente murió.

“Debemos dejar de creer que esto solo afecta a los ancianos. Nadie es invencible contra este virus mutante”, aclaró Manon, hermana mayor de la joven fallecida, en declaraciones a la prensa. Aunque la tasa de mortalidad por virus entre los jóvenes es baja, el organismo de salud pública de Francia ha dicho que el 35% de los pacientes de cuidados intensivos son menores de 60 años.

Fuentes: Télam y ANSA.




Comentarios