El hilo de un usuario de esa red social puso a la modelo contra las cuerdas.


Evangelina Anderson y su marido Martín Demichelis viven en Alemania, donde él es DT de las inferiores del Bayern Munich. Al igual que millones de personas alrededor del mundo, la familia se encuentra en cuarentena y se sumó al hashtag #quedateencasa.

En una de las últimas publicaciones de la modelo, apareció un comentario alarmante. Una seguidora aseguraba estar varada en la ciudad germana y le pedía ayuda.

“Hola Eva. Estoy con mi marido en Munich desde febrero. íbamos a trabajar en un hotel en otra ciudad pero justo antes de viajar nos avisaron que cerraba por el covid19”, escribió @andreaperonini_. Además, relataba que sus ahorros se estaban terminando y no tenían forma de volver.

Vengan para casa que los ayudamos. Tranquilos. Pasame un número de teléfono para comunicarme con vos por favor”, respondió Anderson.

El posteo solidario que pronto levantó suspicacias. (Instagram)

La situación, que evidenciaba una gran muestra de solidaridad, no resultaba increíble: al momento, son al menos 1.700 los turistas argentinos varados en Europa. Pocos hubieran sospechado algo raro detrás de esta situación.

Pero, quizás debido al tiempo libre que brinda la cuarentena, el usuario de Twitter @polmccarne comenzó a indagar y descubrió que todo pudo haber sido una farsa montada para mejorar la imagen de Evangelina. Irónicamente, la tituló “ángel de la guarda”. ¿Cómo es esto?

Primero, el tuitero demostró que la mujer que supuestamente se encontraba sin recursos en Munich, ya solía tener intercambios con Anderson… ¡y hasta habría sido la destinataria de unas zapatillas “de regalo”!

Luego, amplió: no existe ninguna persona en otra red social (Facebook, Twitter, etcétera) con ese nombre. El tema, como era de esperarse, siguió.

Agudizando la búsqueda, el hombre notó que “Andrea” no siempre tuvo el usuario @andreaperonini_, sino que antes era @kananzoe88.

Curiosamente, la mujer suele dejar comentarios negativos en el Instagram de Wanda Nara (enemiga de Anderson) y se deshace en halagos hacia su benefactora. ¡Si hasta ha promocionado la marca de cosméticos de su hermana…!

Publicidad para la hermana de Evangelina. (Twitter)

Pero todavía faltaba la frutilla del postre: según una publicación reciente, Andrea aseguraba estar en Argentina y no en Alemania.

“Andrea”, ¿en Munich o en Córdoba? (Twitter)

Al hacerse popular el hilo de que “deschavaba” a Evangelina, algunos mensajes de “Andrea” fueron desapareciendo. Incluido el pedido de ayuda desde Munich.

Los comentarios dejan de existir “mágicamente”. (Twitter)

Ahora, directamente la cuenta ha sido eliminada. ¿Casualidad?

@andreaperonini_ no existe más. (Twitter)




Comentarios