"No son vacaciones", habían aclarado las autoridades. La actitud de los turistas generó repudio en las redes sociales.


A pesar de que el Gobierno nacional y provincial hizo un pedido expreso a la población de que se mantenga en sus hogares frente a la crisis generada por el coronavirus, muchos ciudadanos desoyeron las recomendaciones y formaron largas filas de autos en los ingresos a localidades de la Costa Atlántica como Pinamar y Villa Gesell.

Las recomendaciones de las autoridades, con Alberto Fernández a la cabeza, habían sido claras: evitar traslados innecesarios para de combatir el avance de la enfermedad, que ya se cobró tres vidas en nuestro país. Para eso, el Gobierno canceló los vuelos de cabotaje y los trenes y micros de larga distancia.

Sin embargo, los turistas igual se volcaron a las rutas, donde se intensificaron los controles con personal de Gendarmería. Este accionar de miles de personas en vísperas de un fin de semana largo, generó repudio en las redes sociales, donde varios usuarios compartieron videos y fotos.

La publicación del intendente de Villa Gesell, Gustavo Barrera (Foto: captura Twitter)

“Cerramos accesos, locales y comercios en Villa Gesell. Al igual que en Pinamar, NO queremos recibir turistas y vamos a extremar las medidas de prevención y los controles para evitarlo. En la lucha contra el virus no hay colores políticos”, había publicado el intendente de Gesell, Gustavo Barreda, en su cuenta de Twitter. Barrera habilitó sólo el sector sur para ingresar a la ciudad.

El intendente de Pinamar Martín Yeza, por su parte, había escrito: “A todos los que vienen a Pinamar les avisamos que va a estar todo cerrado. Todos los días seguimos aumentando los controles. No son vacaciones, está todo el país en cuarentena”. Los intendentes ya avisaron que intensificarán los controles dentro de las ciudades.

La publicación del intendente de Pinamar, Martín Yeza (Foto: captura Twitter)




Comentarios