La morocha fue la protagonista de un blooper que le valió el enojo de la dueña de casa.


A Silvina Luna le toco ser la anfitriona en “Divina comida” y abrió las puertas de su casa ubicada en el barrio porteño de Puerto Madero. Una de las invitadas fue Karina Jelinek, quien se llevo todas las miradas al ingresar y provocar el enojo de la dueña de casa.

Primero, llegaron Mariano Peluffo y Gabriel Schultz, quien no se mostró contento con la temática hindú elegida por Luna. Pero luego toco la puerta Jelinek.

La morocha colgó su cartera en un perchero -previa invitación a hacerlo de Luna- y se cayo por el peso de la cartera. Lo peor fue que le rompió un cuadro a la anfitriona.

“¡Uy no! ¡No!, no te puedo creer. El cuadro. Me rompiste el cuadro. Me lo hizo una amiga de Mar del Plata. ¡Me salió una fortuna!“, dijo Silvina.

“¿Por qué me dijiste que colgara la cartera ahí?“, pregunto Karina entre risas nerviosas, quien agrego: “Este tiene solución Sil, ¿no?”.

Silvina respondió negativamente y luego intento bajar los decibeles: “Igual te perdono”. Karina busco reparar el daño y le afirmo: “Yo te voy a arreglar un cuadro. ¿Querés?”.




Comentarios